Calmaderm de Laboratorios Terpenic

 Hola, potihólicas y potihólicos:

 Hoy voy a hablaros de un producto que más que un cosmético es un tratamiento dermatológico, que me ha dado unos resultados sorprendentes y que pasará a ser uno de los habituales en mi cuidado de la piel. Os hablo de un producto de Laboratorios Terpenic, llamado Calmaderm.

 Terpenic Labs es una empresa española especializada en productos cosméticos naturales ( de los de verdad, ¿ eh ? ) y en preparados con aceites esenciales que rozan más lo medicinal que lo puramente cosmético. En la gama más medicinal de los productos Terpenic Labs encontramos este del que os voy a hablar, Calmaderm, y otros preparados muy específicos. Terpenics también produce un amplio catálogo de AEs quimitipados.

 Cuando se recoge una planta para aprovechar sus propiedades medicinales resulta prácticamente imposible que una cosecha aporte la misma concentración en principios activos que otra. Este es uno de los puntos que critican los detractores de la fitoterapia. Pero las empresas más serias aseguran la composición y concentración de sus productos y para ello los analizan químicamente. En el caso de comprimidos suele hablarse de productos titulados, mientras con los aceites esenciales el estándar de calidad viene de la mano del quimiotipo.

calmaderm-de-terpenic-labs

 Otro punto muy importante cuando se comercializan aceites vegetales de base o AEs es el envase contenedor. El mejor es de cristal ambar o esmerilado, para proteger los principios activos fotosensibles de la luz y el aplicador ideal suele ser un cuentagotas de cristal. Y justo así, de vidrio oscuro y con cuentagotas de cristal, es el envase de Calmaderm. Pero, ¿ para quién está indicado Calmaderm ? Según se indica en la web de Terpenic Labs está pensado para tratar pieles agredidas por depilación láser, depilación eléctrica o quemaduras superficiales. Yo le añado más indicaciones, como veréis.

 Sus principios activos son sencillos pero efectivos. Aceite de soja, un ingrediente que se está ganando mi amor por varios motivos, nutritivo y aliado de la piel seca o castigada; aceite de avellana para una rápida absorción , uno de mis preferidos entre los aceites de base; aceite de rosa mosqueta para regenerar la piel dañada; caléndula, en forma de oleato, la planta amiga de las pieles irritadas; AE de lavanda, cicatrizante, antiséptico y antiinflamatorio como pocos; y AE de manzanilla, un potente antiinflamatorio natural. Sin parafinas ni ingredientes no vegetales, el riesgo de alergia es reducido pero no imposible, por ello no olvidéis hacer la prueba en una zona pequeña si nunca habéis estado en contacto con alguno de los ingredientes.

 ¿ Cómo es el producto ? Este punto es interesante para entender algunos de sus usos y creo que dará información útil a otros usuarios de este tipo de preparados medicinales. La mezcla resulta un aceite de consistencia media, no tan ligero como el de avellana, por ejemplo, ni tan untuoso como el de rosa mosqueta. Así, en principio se puede pensar que es un producto adecuado para pieles normales o un poco secas y que hayan sido agredidas. Pero lo sorprendente es que este producto se absorbe con la misma facilidad que los aceites más ligeros, lo que amplía el público objetivo a quien puede servir. Mi piel es normal y no me produce brillo alguno, cosa que sí haría la rosa mosqueta pura.

 ¿ Calma la piel ? SI, un SI como una catedral de grande. Os comento que cuando comencé el tratamiento tenía la piel muy alterada por motivos nerviosos. Cuando eso sucede me pasa de todo, además de querer volver la atopía en el rostro éste se vuelve seco pero con granitos rojos, es un desastre. Mi estrategia suele pasar por calmar primero, nutrir después y, por último, atacar esos granitos molestos. Los aceites de soja y de rosa mosqueta no son los más adecuados para pieles acnéicas, aunque Calmaderm incorpora el AE de lavanda que hace milagros también con los granitos. Pues mi sorpresa vino al comprobar que con cuatro días de uso mañana y noche la piel de mi rostro se había desestresado, había retornado a su aspecto normal, ¡ incluso se habían ido los granitos ! Es cierto que cuando tengo la piel tan alocada uso las cremas de MuLondon también dos veces al día en lugar de una, pero el proceso fue asombroso, sobre todo por el tema de los granitos rojos.

 Ante tal resultado comencé a probar Calmaderm en las zonas atópicas del cuerpo, que estaban con un brote, enrojecidas, escamadas y con alguna llaguita. Lo que hice fue cambiar el aceite de caléndula que suelo usar como complemento de las cremas específicas para pieles atópicas por el Calmaderm, también aplicado dos veces al día ( el envase recomienda de dos a cuatro aplicaciones diarias ). En dos días la rojez comenzó a bajar de forma muy notable y las llaguitas resquemaban menos.

 Una vez restablecido el normal equilibrio de la piel, comprobé que con una aplicación diaria en rostro y zonas afectadas del cuerpo era suficiente. Al llevarme un buen susto la piel quiso volver a rebelarse, entonces volví unos días a las dos aplicaciones diarias para, de nuevo, bajar a una. Os recuerdo que el número de aplicaciones recomendadas es de dos a cuatro, pero yo lo he usado como os cuento.

 Para finalizar, os comento que Calmaderm no es un cosmético puro y duro sino un tratamiento. Con ello me refiero a que su uso no nos debería llevar a abandonar nuestros cuidados habituales, y en especial el filtro solar. Recodad que cuando se usan aceites esenciales puede haber problemas de fotosensibilización, aunque los que aparecen en este producto no son de los problemáticos. Pero siempre, con aceites esenciales, conviene usar un buen filtro solar para salir a la calle. De hecho conviene usarlo siempre, ya sabéis cómo soy con este tema.

 ¿ Qué opinión me merece el producto ? Pues que es un producto de sobresaliente, con más usos que los indicados en el envase. Para mi caso particular yo tal vez le añadiría una pizca de AE de mirra para ayudar a que las llaguitas de la atópica se curen mejor, pero siempre puedo adicionarlo al envase. En realidad la elección de los ingredientes es perfecta para los usos indicados. Respecto a su uso en pieles acnéicas, pese a que no es un tratamiento antiacné creo que puede ser de ayuda en el caso de personas sometidas a tratamientos médicos fuertes, que les dejan la piel muy sensibilizada. No obstante, mejor preguntar al dermatólogo que lleve su caso.

 Y el precio de Calmaderm es fabuloso: en una de mis herboristerías favoritas no llega a 9 euros, el envase de 10 ml. Esos 10 ml tienen una fecha de caducidad de 12 meses desde el momento de su apertura, aunque eso depende mucho de sus condiciones de almacenamiento. El caso es que si lo necesitáis para tratar una zona pequeña o para desalterar la piel del rostro 10 ml os duran meses. Quien se haga, por ejemplo, las piernas enteras con láser pues va a encontrar este formato un poco pequeño. También hay disponible el envase de 100 ml.

 Este producto se ha ganado un sitio entre mis habituales, le da mil vueltas al aceite de caléndula que venía usando. Cuando haga pedido en mi herboristería habitual pillaré dos y si eso ya pruebo a añadirle a un envase 4 gotas de AE de mirra, para usarlo en las zonas atópicas, y dejar el otro tal cual, para usar en el rostro. Y ya os contaré qué tal va el experimento.

 PD: Por si alguien se lo pregunta, el producto huele casi exclusivamente a lavanda. Se nota su aroma, es lógico, pero no satura ( aunque a mí me encanta el olor a lavanda ).

 Besitos de mapache potihólico : )

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Que completísima la entrada. Me guardo esto para cuando mi piel se quede de nuevo mal, cuando estuve mala con el estómago-tripa la piel del rostro se me quedó tan deshidratada que se pelaba muchísimo. Lo solucioné con aceite de oliva por las noches y funcionó, pero tardó un poco la verdad.

    Besitos

  2. Tomo nota porque mi piel es ultrasensible y la de mi peque también porque la tiene atópica.

    Gracias por la reseña, muy interesante

  3. Anotado queda! cuando mi chico se estresa, le salen unos granos enormes! y como su piel es normal, creo que le podría ir muy bien, gracias por la información!

  4. Mira que hay inventos por ahí. En breve voy a empezar a probar el aceite Bi-Respir de Vinca Minor ahora que se acerca la primavera y la congestión de la alergia volverá, y el aceite Veno complex para mis piernitas, veremos si funcionan.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Potiholic Blog de Belleza .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.