Aceite de andiroba: usos y propiedades

 El aceite de andiroba o copaíba se obtiene de los frutos secos de un árbol amazónico ( Carapa guianensis ) y es un auténtico multiusos natural. Aceite de copaiba para las arrugas.


 Como ya sabrán los lectores habituales de Potiholic, padezco de dermatitis atópica y eso me lleva a probar mil y un aceites vegetales diferentes. Algunos aceites vegetales utilizados por las poblaciones indígenas de la Amazonia para proteger su piel son muy interesantes en el cuidado de las pieles dañadas o agredidas. Uno de estos aceites vegetales es el de andiroba, cuyas propiedades medicinales lo hacen en un verdadero must have en el botiquín. En España lo he encontrado en la tienda on line Naissance y os aseguro que este aceite portador ha venido para quedarse.
 
Crabwood oil or Andiroba oil


 Primero os contaré cosas de la química y los usos tradicionales del aceite de andiroba y después os comentaré mis impresiones tras un mes o algo más de uso.

 Tradicionalmente el aceite de andiroba se ha venido usando como protector de la piel frente a las inclemencias meteorológicas, como repelente de insectos ( recordad que estamos hablando de climas ecuatoriales y tropicales ) y también para aliviar dolores articulares, mejorar problemas circulatorios, tratar las picaduras de insectos o incluso de alguna serpiente y ayudar a la cicatrización de heridas. Con todos estos usos, entenderéis que debía probar este aceite sí o sí.


 El aceite de andiroba contiene un 40% de ácidos grasos saturados, lo que le confiere un punto de fusión elevado. Por debajo de los 22 ºC solidifica, de manera análoga a como sucede con el aceite de coco, que también es rico en ácidos grasos saturados. Los aceites vegetales con esta característica son untuosos y muy nutritivos, ideales para el cuidado cosmético de las pieles más secas, pues sus propiedades físicas son similares las del sebo natural de la piel. Por el contrario, no son aceites de base indicados para el tratamiento de pieles acneicas puros, aunque sí podría usarse rebajados con otros, pues sin diluir los aceites de andiroba y de coco son comedogénicos.

 Al tacto, a temperatura ambiente del norte de España, el aceite de andiroba es un producto de color ambarino muy viscoso, que quiere comenzar a solidificar pero sigue siendo un fluido.



 Otros aspecto que llama la atención del perfil bioquímico de este aceite es su contenido en taninos, elevadísimo. No en vano los lugareños también lo llaman aceite amargo.


 Pese a ser un aceite portador, que no un aceite esencial, el aceite de andiroba presenta una elevada concentración de terpenos. Los terpenos suelen ser los responsables de las propiedades medicinales de los aceites esenciales, pero también son los que pueden causar reacciones alérgicas en personas con hipersensibilidad alguno de ellos en concreto. Conviene realizar la prueba de la alergia en una pequeña zona de piel antes de comenzar un tratamiento cosmético con andiroba. Yo no la hice porque mis alergias no se deben a estas pequeñas moléculas, lo sé bien.


 La elevada concentración de taninos del aceite de andiroba le conceden interesantes propiedades cicatrizantes y antisépticas. También posee acción antimicótica, por ello se le compara en este aspecto con el aceite de neem.


 El aceite de andiroba es, como podréis adivinar por los datos relativos a su análisis bioquímico, un producto fuerte, que no debe usarse en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia ni en niños por precaución, dado que no se disponen de estudios clínicos que garanticen su inocuidad. Se usa en niños de manera tradicional, pero se han descrito algunos casos de dermatitis. Por tanto, hemos de conservar las mismas precauciones que si estuviésemos ante un aceite esencial.


 Uno de los puntos sorprendentes para mi de este ingrediente cosmético era el de los beneficios en el tratamiento de dolores articulares de tipo reumático al favorecer la circulación. Esto lo convierte en un buen aceite  portador para preparar productos de aromaterapia destinados a ser aplicados mediante un masaje, aunque en tal caso convendría no usar como aceite vehicular andiroba puro, pues no un aceite que penetre con facilidad en la piel, y por tanto no permite un perfecto aprovechamiento de las propiedades medicinales de los aceites esenciales.


 También se pueden aprovechar los beneficios del aceite de andiroba a nivel de la circulación periférica para realizar preparados anticelulíticos, que de nuevo deberán aplicarse mediante un masaje para un óptimo aprovechamiento cosmético.


 Dicen que el aceite de andiroba es excelente para dar brillo a los cabellos resecos. De momento no lo he probado como mascarilla prelavado porque mi prioridad es ver su acción medicinal y cosmética en la piel. Para otro pedido ya veremos qué tal es con el cabello.



 Mi experiencia personal.

 
 A lo hora de nutrir la piel, este aceite nutre como ningún otro, incluso mejor que el aceite de nuez. Esto lo hace perfecto para tratamiento de noche y no tanto para uso diario por no ser de rápida absorción. Ni se os ocurra utilizar andiroba como base de maquillaje.


 El producto posee un olor muy fuerte, que llega a ser algo desagradable en el rostro. Voy a probar ahora a apartar un poco de aceite y diluir en él aceite esencial de lavanda y de romero, por un lado para intentar camuflar el olor, pero por otro para aprovechar los beneficios de estos aceites esenciales, que potenciarían los propios del vehicular. 


 Este aroma tan intenso está relacionado con  su capacidad para reducir la frecuencia de picaduras de mosquitos, donde presenta una eficacia de tipo C, es decir, parece haber evidencias de que puede funcionar, pero no hay unos datos aplastantes. Os dejo enlaces a dos estudios serios que se han hecho, yo los interpreto como que sí funcionan, aunque algún picotazo nos llevemos, De hecho yo me llevé un par mientras testaba el producto estas semanas, aunque ¿ quién sabe si podrían haber sido más en caso de no haberlo usado ?

 

 

Para tratar las picaduras no lo he probado, pues con una gota de aceite esencial de lavanda obtengo unos resultados tan rápidos que por qué cambiar.

En mi caso no he obtenido una acción tan antiinflamatoria en dermatitis como yo me esperaba, por eso también deseo probar al enriquecerlo con aceites esenciales. En cambio al usarlo producto para el masaje para mejorar la circulación si aprecio una sensación tibia que jamás había notado con un aceite portador sin AEs añadidos. Con el romero y la lavanda puede ser aún más efectivo. No me atrevo a añadir aceites esenciales potentes como el de pimienta negra o el de jengibre a este aceite por temor a obtener una mezcla demasiado fuerte para mi piel. Efectiva, seguro, pero me da miedito pasarme y acabar con la piel sensibilizada.


Tampoco lo he probado como anticelulítico aunque ya os digo que bien podría funcionar. También podría servir para aliviar las piernas cansadas ( de hecho estoy casi segura ).


 ¿ Qué opino del aceite de andiroba ? Que es un multiusos, uno de estos productos que conviene tener a mano. Cierto es que yo no he probado nunca el aceite de neem puro con el que se le compara, aunque el neem que yo sepa no produce sensación suave de calor local. A mi me ha sorprendido porque a veces uno lee mil usos y aplicaciones de un producto y resulta que la mitad son inventadas. Pese a su aroma tan potente, voy a repetir, y ya probar más aplicaciones.

Aceite de copaiba para las arrugas.

Donde pongo el ojo, pongo la bala. Sabía que el aceite de copaiba o andiroba iba a ser popular, y no me he equivocado. También imaginaba que se le iban a atribuir propiedades adicionales para incrementar las ventas, y aquí estamos.

Se comienza a hablar del aceite de copaiba como tratamiento natural anti arrugas. Como todo aceite vegetal, nutre la piel y evita la deshidratación de la misma. Además, al ser muy viscoso y de lenta absorción, va bien a las pieles más secas o en los climas muy fríos.

Pero, como antiarrugas, atendiendo a su composición yo no le veo nada especial más allá del aporte de lípidos si hablamos de una piel sana. Las arrugas no son heridas que deban cicatrizar, y cuando son profundas no tienen solución.

En el caso de pequeñas arrugas, los mejores resultados se obtienen con aceites vegetales que, además de ser regenerantes, tengan elevado contenido de vitamina A (retinol) y vitamina C.

El aceite de andiroba o copaiba no es de los más ricos en vitamina A ni de lejos, y eso se sabe por su color natural. Los aceites ricos en retinol siempre tienen un color anaranjado o rojizo suave. De hecho, el color es una de las formas de saber si un aceite como el de rosa mosqueta ha sido adulterado o no.

La cuestión es que, entre su olor fuerte y desagradable (las cosas como son) y sus características no lo veo como una gran elección como antiarrugas.

Caso distinto es el uso de aceite de copaiba para las marcas recientes del acné. En ese caso sí debe ser una excelente opción, puede que mejor que le aceite de árbol de té. Pero, en caso de haber ya cicatriz por un forúnculo, yo seguiría optando por el aceite de rosa mosqueta, aplicado sólo en la zona de la lesión (no es adecuado para piel acnéica).

un mapachito gif
Publicado por primera vez en https://potiholic.blogspot.com

Summary
Aceite de copaiba o andiroba
Article Name
Aceite de copaiba o andiroba
Description
Propiedades físico químicas del aceite de andiroba o aceite de copaiba. Usos cosméticos y propiedades medicinales. Efectividad (o no) en el tratamiento de eccemas, dermatitis, picaduras de insectos, celulitis, arrugas y marcas de acné.
Author
Publisher
Potiholic Blog de Belleza