Aceite de nuez: propiedades cosmeticas

 Usos del aceite de nuez en cosmética. 

Aceite de nuez para pieles sensibles o irritadas.

El aceite de nuez es una rara avis en la formulación de productos cosméticos. Sin embargo, los beneficios para la piel del aceite de nuez son asombrosos.

de la nuez se extrae un aceite con multiples beneficios

 El aceite de nuez ( walnut oil ) es uno de los productos que tengo en mi wish list, a la esperar de encontrar un sitio de venta de confianza. No lo confundais con el aceite de nuez de Macadamia, un ingrediente muy común en cosméticos para pieles maduras, ni con el de nuez de albaricoque, más ligero.

 Hay dos maneras de aprovechar los beneficios del aceite de nuez desde el punto de vista de la belleza. La primera y más sencilla, mediante su consumo oral, y para ello no es necesario encontrar el aceite, basta con consumir unas cinco nueces diarias para poder apreciar una mejora en el aspecto de los cutis muy secos y, de paso, aportar una buena cantidad de vitamina E, antienvejecimiento y antioxidante. Existe aceite extraído de los frutos secos del nogal para uso culinario, es un producto caro, que se enrancia con facilidad por su riqueza en ácidos grasos poliinsaturados y que no debe someterse a fuentes de calor intensas, pues perdería parte de sus propiedades. Al ser un producto de difícil conservación una vez abierto, para uso cosmético deberíamos exigir un envase individual y no un frasco rellenado de un bidón de tamaño industrial, porque podría llegarnos medio deteriorado. Y por eso sigo a la espera, pendiente de una empresa que produce algo pero a muy pequeña escala, para uso propio más bien. A ver si este otoño puedo agenciar un poco, pues lo producen al comenzar esa estación.

 ¿ Por qué os hablo entonces del aceite de nuez ? Pues porque me extraña que no haya tenido un beauty boom, al fin y al cabo con añadirle conservantes o venderse en formato pequeño se solucionan sus inconvenientes y nos quedan sólo las ventajas.

 El aceite de nuez es un ingrediente nutritivo que sirve tanto para el cuidado de piel como del cabello, en libros antiguos de fitoterapia hablan maravillas de este ingrediente usado como tratamiento de uñas y cutículas. Por su composición química y propiedades físicas, es adecuado para pieles secas o maduras.

 Hasta ahí poca novedad, hay mil y un aceites vegetales puros similares. Pero resulta que el aceite de nuez es muy rico en ácidos grasos omega 3, en concreto en los famosos EPA y DHA. El EPA es un antiinflamatorio natural, y de ahí pensad en las posibilidades que ofrecería este ingrediente en productos destinados al cuidado sin corticoides de las pieles dañadas, con eccemas, psoriasis o, incluso, atópicas. El DHA ya se emplea como ingrediente estrella ( ¿ tal vez reclamo ? ) en cosmética de alta gama, como es el caso de Serum in Oil de Biotherm. No sabría decir si el DHA ofrece algún extra en el cuidado de la piel, aunque sí os puedo decir que el producto que os acabo de citar de Biotherm me gustó mucho, pese a no ser un cosmético completamente natural. También es cierto que en la formulación había más ingredientes interesantes, y por ello no puedo decir que sus efectos se debieran al DHA.

 Volviendo al aceite que nos ocupa, este producto proporciona una cierta protección natural frente a las radiaciones ultravioleta, de manera similar a lo que sucede con la manteca de karité.

 IMPORTANTE: El aceite de nuez está contraindicado en el caso de personas alérgicas a los frutos secos.

 EDICION: Tras haber conseguido el preciado aceite de nuez, me veo en la obligación de completar la entrada. Sus propiedades cosméticas son excelentes en mi piel, la nutre sin dejar apenas residuo y la calma. Muy buenos resultados en las zonas más secas, y no me produce grasa ni brillos en las zonas normales del rostro, donde nunca desarrollo atopía, como pueden ser las mejillas. Tampoco me favorece la aparición de granos, cosa que sí me sucede con otro gran aceite nutritivo, el de oliva.

 Al ser tan propenso a la oxidación estando puro, sin aditivo alguno, cuando lo vuelva a comprar seguramente que pille varios envases pequeños, para poder ir usándolo gran parte del año sin temor a que se me eche a perder por estar en contacto con el aire una vez abierto. Por ganas lo compraría en frasco de medio litro, como hago con el aceite de avellana. Lo curioso es que ambos aceites no se parecen en nada, y ambos me van bien. El de nuez es rico en ácidos grasos omega 3, de textura untuosa y calma la piel por su perfil de ácidos grasos. El aceite de avellanas, en cambio, es muy ligero, rico en omega 6 y está indicado en pieles sensibles por el efecto calmante de los minerales que contiene de manera natural. Como calmante, lo es más el aceite de las nueces.

 Besitos de mapache potihólico curioso.