Usos y propiedades del aceite de germen de trigo

Aceite de germen de trigo. Usos cosméticos y propiedades saludables en uso oral.

Hola, potihólicas:

Siguiendo con la serie de post de cosmética vegana y los que tratan de los ingredientes cosméticos, voy a hablaros de un aceite que a mí, sólo con verlo en una proporción adecuada en un poti, me da confianza: el aceite de germen de trigo.
Los germinados de semillas son fuentes de nutrientes y casi todos, por no decir todos, poseen sustancias antioxidantes. Como siempre, mejor es consumirlos por vía oral y aprovecharse así de sus beneficios para la salud. En el caso del aceite de germen de trigo, los beneficios se aprovechan tanto con su consumo como con el uso tópico, eso es algo probado.

trigo

Si nos centramos en el uso tópico, el aceite de germen de trigo aporta además de ácidos grasos esenciales, que son aquellos que el ser humano no puede sintetizar, enormes cantidades de vitamina, antioxidante natural y antienvejecimiento. Existen personas a quienes el toocferol o vitamina E les produce irritaciones en la piel, pero suele pasarles con el obtenido en laboratorios, es extraño que un aceite puro ocasiones estas reacciones.
El aceite de germen de trigo, junto con el de cáñamo, es posiblemente uno de los más indicados para el cuidado de las pieles maduras o extremadamente secas. Aplicado al cabello junto con el champú, obra maravillas en melenas secas o castigadas, hay que verlo para creerlo.
El aceite de germen de trigo se puede aplicar directamente en la piel, no hace daño alguno, pero al ser tan potente en sus funciones, generalmente se emplea junto con otros aceites para obtener un efecto sinérgico. Es habitual su uso combinado con aceite de almendras dulces, o en mezclas preparadas para mejorar el estado de la piel.
Mezclado con aceite de jojoba en las proporciones adecuadas, no tiene por qué dar grasa a las pieles mixtas.
Usado como suplemento nutricional, además de la vitamina E de acción antioxidante y en consecuencia antienvejecimiento e incluso preventiva de tumores, favorece la fertilidad por el aporte de la misma vitamina. El aceite de germen de trigo es además una de las mejores fuentes de fósforo, indispensable para desmemoriadas como yo y además previene los accidentes cardiovasculares, al regular los niveles de colesterol LDL ( colesterol malo, aunque necesario también ).
¿ Mi consejo ? Consumir el germen de trio por vía oral ( con una cucharilla de café al día es más que suficiente ), y si fuera necesario, aplicar unas gotas del mismo a nuestros potis, en especial cremas y mascarillas. Y, como siempre, intentad que los aceites vegetales que empleáis sean de calidad y ecológicos, porque en el precio se nota poco pero sí se aprecia la diferencia a la hora de usarlos.

 Las propiedades de germen de trigo se aprovechan también en cosmética para ayudar a tratar cabellos dañados. El aceite de trigo es un ingrediente habitual en productos pensados para ser usados en lavados frecuentes en cabello seco. El cuero cabelludo seco también se ve fortalecido con los productos enriquecidos con el germen de trigo.

En principio, al no contener gluten, puede ser usado por las personas celíacas. De nuevo es importante apostar por la pureza y la calidad para evitar efectos adversos.
Guardad los aceites en lugar fresco y al abrigo de la luz.

Besitos de mapache potihólico 🙂

Imágenes: Fotolia