Magnesio: ¿ Para Todos ?

 Magnesio: ¿ para qué sirve ? ¿Son necesarios los suplementos de magnesio ? Cantidad diaria recomendada de magnesio, carencia y sobredosis de este micronutriente.

 Hola, potihólicas y potihólicos:

 Hasta hace tres o cuatro décadas sólo las personas malnutridas y los alcohólicos presentaban estados carenciales de magnesio. Hoy en día, casi todo el mundo que no tome suplementos o consuma de manera habitual alimentos ricos en este mineral presenta niveles bajos de magnesio. ¿ Cómo es posible ? La recolección de los productos vegetales antes del punto óptimo de maduración es la principal causa de esto.

 Las principales fuentes de magnesio son el agua, la cual aporta más cantidad de magnesio cuanto mayor es su dureza, y especialmente productos vegetales. Cabe destacar el plátano y un gran acervo de semillas, entre las que destacan las de cacao, las de sésamo y las de cáñamo. Otra importante fuente de magnesio se encuentra en las algas. Repito que antes la gente no debía preocuparse de estas cosas, y antes de que me preguntéis yo opto por consumir algas y semillas ecológicas para asegurarme además del magnesio otros minerales muy importantes para mi, como el hierro, junto con ácidos grasos omega 3, los cuales debo consumir con regularidad.

 Hace años tomaba suplementos de magnesio en primavera, pero desde que he introducido las semillas ecológicas no noto que necesite nada más. El magnesio es indispensable para el desarrollo y la funcionalidad de los músculos, y sus estados carenciales suelen ir acompañados de fatiga física y mental así como de nerviosismo o, incluso, insomnio. Además, un aporte adecuado en magnesio es imprescindible para el aprovechamiento del calcio que ingerimos con la dieta y prevenir en la medida de lo posible la osteoporosis. Los deportistas suelen necesitar mayores aportes de este mineral, y fue cuando practicaba ejercicio intenso con regularidad cuando comencé a tomar magnesio, por recomendación del monitor del ginmasio ( tras consultar con mi médica de cabecera a ver qué opinaba ).

planta-cacao

 Desde el punto de vista de la belleza, la carencia de magnesio puede provocar que el cabello se vuelva frágil y la piel sea más reactiva, siempre y cuando hablemos de personas con problemas cutáneos. Algunos productos destinados al cuidado de las pieles reactiva incorporan sales de magnesio entre sus ingredientes. Pero si el aporte de magnesio en la dieta es el correcto, el ingerir más cantidad no va a mejorar ni el funcionamiento muscular, ni el rendimiento intelectual, ni el aspecto de piel y cabellos, tan sólo servirá para sobrecargar los riñones y aumentar el riesgo de cálculos renales en algunas personas. Y por ello yo recomiendo consumir suplementos de venta en farmacia y, mucho mejor, dejarse de historias y tomar ese plus de magnesio con los alimentos. Así no hay riesgo alguno.

 Pero no puedo terminar esta entrada sin contaros algo sorprendente que me contó un profesor de la universidad un día en el comedor. Este señor, químico, doctor y con 50 años de trayectoria docente, era una de las pocas personas sencillas y accesibles de la facultad. Nunca tuve la suerte de ser su alumna, pero a fuerza de coincidir en el comedor a las mismas horas acabamos con la costumbre de charlar un poco de cosas triviales. Y un día, no recuerdo cómo, salió el tema del magnesio, de cómo antes casi nadie tenía carencias en la dieta de este mineral y ahora casi todos los urbanitas debemos preocuparnos por ese aspecto, que los alimentos no son como los de antes, etc. Y ambos tomábamos suplementos de magnesio, yo en privamera, él durante todo el año. Me sorprendió que me contó que una dieta deficitaria en magnesio, a lo largo de los años, hace a uno más proclive a desarrollar algunos tipos de cáncer de los muchos que existen. Y que por eso, por su edad y por la necesidad de comer fuera de casa a diario, él tomaba magnesio desde hacía muchos años, un pequeño suplemento, para compensar lo que ahora ya no era tan sencillo obtener con la dieta. Además parece haber una relación entre las dietas pobres en magnesio y el adelanto en la edad de aparición del Alzehimer.

semillas-canamo-peladas

 Años más tarde debí hacer mucha rehabilitación y llevar un ritmo frenético. Al ir a comprar mi marca habitual de magnesio me dijeron que ya no se fabricaba. Aquella marca, Magnesioboi se llamaba, me gustaba porque permitía ajustar la dosis a casa caso, una cápsula para personas que quisiésemos asegurarnos un aporte diario correcto del mineral, dos en periodos de especial desgaste o tres para estados carenciales severos. Las opciones que me ofrecían en la farmacia ya aportaban con una cápsula dosis altas, y fue cuando decidí probar a aumentar la dosis de sésamo que consumo regularmente, pasando esa temporada de una cucharada diaria a tres. Además retomé el consumo de cacao puro magro ecológico y procuraba comer al menos un plátano diario. No experimenté ni calambres ni ningún otro síntoma que hiciera sospechar que mi alimentación fuera deficiente.

 En la actualidad consumo entre una y dos cucharadas diarias de semillas de cáñamo bio o de sésamo, también procedentes de agricultura ecológica. Eso unido a que consumo agua del grifo y mi dieta es rica en cereales me asegura un correcto aporte. Pero si las mismas semillas no fueran ecológicas, o si comiera fuera de casa a menudo, casi seguro que no bastaría. ¿ Os recomiendo tomar suplementos de magnesio ? No exactamente, os aconsejo consultar al médico, y tenerlo muy en cuenta si sois deportistas ( profesionales o entrenáis como tales ). También a aquellos que estén haciendo dietas drásticas. Además, en función de la sal de magnesio que se consuma, el producto tendrá unas propiedades adicionales u otras.

 Al resto os invito a acostumbraros a incluir algunos alimentos ecológicos en la dieta, para ganar en salud y porque están riquísimos. Y a quienes tengan la suerte de tener un huerto ecológico en casa o en el pueblo, les pido perdón por este tocho, vosotros casi seguro no tendréis carencias de magnesio.

 Besitos de mapache potihólico 🙂