Amalur Soap o la permanencia de la tradicion

 Hola, potihólicas y potihólicos:

 Como sabéis me encantan los productos naturales elaborados con recetas heredadas de nuestras bisabuelas cuanto menos. Me gusta su aroma, su textura, su tacto al aplicarlo sobre la piel… Y he encontrado a una artasana que comercializa algunos productos así además de jabones. Su nombre “oficial” es Amalur Soap y podéis contactar con ella en Facebook o en su tienda on line, http://amalurnature.com.

 No recuerdo cómo un día apareció en mi muro facebook una imagen promocional de un ungüento, y no pude evitar preguntar por la composición. Muchos productos se anuncian como naturales, o lo que es más grave, como bio, sin serlo ( y lo último, el llamar bio a lo que no tiene certificado es delito, pero se ve a diario ). Estuvimos un ratito chateando e intercambiando opiniones y pude asegurarme de que estaba ante ungüentos y bálsamos 100 % naturales, libre de parafinas y aceites minerales. De hecho su textura me recuerda bastante a la de los protectores labiales caseros.

 Los envases son sencillos pero funcionales, de plástico eso sí y se debe agradecer que la artesana nos advierte de posibles efectos indeseados como manchas u olores fuertes en el linimento de cade, o que recomienda la habitual prueba de alergia.

 Yo pedí cuatro productos, a sabiendas de que lo peor que me podría pasar por su composición es que tuviera que usarlos como hidratante corporal. Uno de ellos, que fue el que llamó primero mi atención, es el ungüento a base de árnica. Con otros extractos herbales, sirve para tratar dolores musculares y articulares. Su textura es pluscuamperfecta para mí, por no decir que no obstruye los poros, pero como me temía y me suele pasar es un poco corto para mis dolores, que no son sólo articulares sino neurológicos. Y es una pena, puesto que el tratamiento tópico que me alivia de verdad es sólo para situaciones de emergencia porque sobrecargaría las glándulas suprarrenales si se usara de manera habitual o en grandes superficies. Haciendo una comparativa, a mí me va mejor el bálsamo tibetano de Naturnua aunque me gusta más la textura del producto de Amalur Soap.

 Otro producto que se vino para casa fue el linimento oleocalcáreo, algo que pedí por leer buenas opiniones de clientes más que por otra cosa. Y menos mal que lo pedí. Se trata de un producto elaborado con una receta del siglo XI que calma de manera natural cualquier irritación en la piel y es tan inocuo que puede utilizarse incluso en casos de dermatitis de pañal. Con este producto noto reducción del picor en las zonas con tendencia a la atopía, lo que unido a su poder nutritivo por su composición hace que se haya ganado un hueco importante en mi arsenal de productos para el cuidado de la piel.

 Para el cuidado de la piel hay otro ungüento que se vende para mejorar la circulación. Me refiero al ungüento de caléndula, el cual lleva también lavanda y romero. Lo pedí con la esperanza de que fuera bueno para la piel y en efecto, es una hidratante corporal de lujo. Por cierto, va bien para calmar las picaduras de mosquitos odiosos.

 Y el último producto pedido fue el linimento de cade, el de las precauciones. El cade o cada es un tipo de enebro que resulta de lo mejorcito para tratar diversas enfermedades de la piel, aunque no debe usarse muy concentrado en niños, ni en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, pues es algo tóxico ( mucho más que el enebro común, aunque también es muy efectivo ). Sus preparaciones suelen adquirir un color entre pardo y rojizo y su aroma no es lo que se dice agradable, pero sus efectos compensan con creces. Es el ingrediente estrella del champú sólido Sin Dejar Rastro, de Lush. El cade resulta especialmente eficaz en el tratamiento de psoriasis y, en general, de procesos que cursen con descamación ( como la caspa ). Fue el producto que compré pensando en aliviar el picor de las zonas con tendencia a la atopía, en cambio el linimento oleocalcáreo me está yendo tan bien que este producto lo reservo para los brotes, a ver cómo se porta. Y me planteo si aplicarlo antes del lavado del cabello cuando me salga caspa antes del otoño y de la primavera. ¡ Puede ser la repera ! , ya os comentaré qué tal ( recordad, cuando sufro de caspa siempre es caspa seca ).

 Y ahora vayamos al precio. Como decía antes los envases son sencillos, de plástico transparente. Yo los prefiero de vidrio o de plástico opaco, pero entiendo que éstos son más económicos y apetecibles. Los productos se venden en dos formatos a un precio inferior al de algunos tratamientos corporales de gran consumo, por lo que son productos que resultan más que asequibles. No os olvidéis de que estamos ante fórmulas casi sólidas, como las típicas mantecas corporales, por lo que cunden mucho.

 Amalur Soap ofrece también infinidad de jabones artesanos, champú sólido de varios tipos y mascarillas naturales. Con el pedido la chica que elabora estos productos, amabilísima en todo momento, me adjuntó algunas muestras de las que os hablaré en otra ocasión, cuando os cuente qué tal va el linimento de cade como mascarilla del cuero cabelludo anticaspa y pre-champú. No puedo menos que recomendaros visitar las páginas de esta chica, cuyos linimentos y ungüentos han sorprendido a esta mapachito potihólico naturalista.

 PD: He comenzado a probar el ungüento de árnica tres veces al día, como me recomendó la chica que los elabora al comentarle que no noto gran alivio con él como antiinflamatorio. Por lo visto la gente lo usa así, tres al día. Estoy en ello, aunque de momento parece que los mejores resultados los obtengo con dos aplicaciones diarias de árnica y una de caléndula. Tras escribir este post tuve un brote serio de atópica. El uso combinado de linimento oleocalcáreo seguido tras un rato del ungüento de caléndula, aplicado éste con unos minutos de masajes, ha dado muy buenos resultados.

 Besitos de mapache potihólico 🙂

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • blank
    • Anónimo en 30/07/2013 a las 12:14 am
    • Responder

    Yo utilizo los productos de Amalur y son buenísimos. Me encantan las cremas corporales, las colonias y el ungüento de árnica me ayudo totalmente a recuperarme de una tendinitis del brazo. Doy fe de la calidad de todos sus productos (por lo menos los que yo he probado) y además la relación calidad /precio es fenomenal. Beatriz Peñas

  1. Inma!! quiero que lo pruebes en el cuero cabelludo y me cuentes 😀 no digo más.

  2. Ja ja ja, pues será pronto, porque a finales de agosto o en la primera quincena de septiembre todos los años me da un ataque de caspa :P. Ya os contaré 🙂

  3. Chicas, el linimento oleocalcáreo se utiliza tradicionalmente (también) para la costra láctea del bebé. Ahora bien, no sé de ningún adulto que haya probado el de cade en la cabeza. Ya nos contarás 🙂

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Potiholic Blog de Belleza .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.