Vitaminas para la piel: ¿ son necesarias ?

 Cremas cosméticas enriquecidas con vitaminas para la piel. 

 Hola, potihólicas:

 Aunque ha pasado el furor por las cremas corporales y especialmente faciales con vitaminas, aún sigue habiendo consumidoras que piensan que las necesitan sí o sí. ¿ Qué hay de cierto, son tan necesarias como intentan hacernos creer ? Pues depende, pero más bien no. Me explico, una persona con una alimentación equilibrada, salvo casos de mala absorción intestinal ( aquí una servidora no absorbe demasiado bien el hierro, por ejemplo ) no necesita un aporte de extra de vitaminas para la piel. Su piel aparecerá todo lo sana y jugosa que le permitan su genética y sus hábitos.

vitaminas para la piel

Cambiemos el enfoque y pensemos en una persona que se alimenta mal y tiene carencia de vitaminas. El cuerpo es sabio, y antes de quitar nutrientes y enzimas a órganos vitales, se lo raciona a las partes del cuerpo menos implicadas en la supervivencia. Siguiendo con mi ejemplo particular del hierro, antes de reducir la cantidad de hemoglobina y glóbulos rojos el organismo sacrifica la salud del cabello, que calvo o con poco pelo no se muere nadie.

Si esa persona que se alimenta mal o tiene carencias se aplica una crema con altas dosis de vitaminas, las capas exteriores de la epidermis aparecerán con mucho mejor aspecto, pero a las capas interiores y a la dermis, las responsables del sostén de la piel y de gran parte de su función protectora del medio externo, no les va a llegar nada de «alimento». La culpa es de una magnitud física llamada difusividad, y os aseguro que sin algo que empuje un fluido, en canales estrecho como son los espacios intercelulares difunde muy, muy poco.

¿ Cuándo viene bien una crema con vitaminas ? Pues para tratamientos cortos, por ejemplo si llevamos una temporada durmiendo mal y no nos queda otra ( exámenes, oposiciones, pluriempleo , maternidad reciente, etc ), si hemos estado convalecientes, para disimular un poco la mala cara hasta que nuestro cuerpo se ponga fuerte de nuevo en unos días o semanas, casos similares. Recordad, lo importante desde el punto de vista estético y no digamos saludable, es que la piel esté nutrida e hidratada desde el interior.

Las vitaminas más habituales en las cremas cosméticas son:

* Vitamina A: el famoso retinol, combate la sequedad cutánea y las arrugas que ésta ocasiona. Ejerce también una suave acción «exfoliante» ( y lo pongo entrecomillado ) al ayudar a la piel a librarse de las células muertas de las capas superficiales de la epidermis.

vitaminas para la vista y para la piel

* Vitamina C: también llamada ácido ascórbico, aporta luminosidad a la piel por el mismo mecanismo que la vitamina A, al hacer que se desprendan las células muertas de las capas superficiales de la capa córnea.

* Vitamina E: o tocoferol, antienvejecimiento por excelencia, nutritiva y presente en muchos aceites vegetales si no en todos.

Las vitaminas A, C y E son antioxidantes, ayudan a preservar los cosméticos y los alimentos y a luchar contra los radicales libres. Esos radicales libres son responsables del envejecimiento y surgen como resultado de la respiración a nivel celular. Pero como no podemos vivir sin respirar, a mí me resulta tonto esa manía de pelearse con los radicales libres «a muerte»: ellos ya nos han ganado la batalla nada más comenzar.

* Vitamina B5: o panthenol, o ácido pantoténico. Estuvo muy de moda hace años por aumentar la humectación de la piel.

Servidora también ha pagado más por cremas con vitaminas para usar en épocas de poco sueño, hasta que probé el truco que muchas ya conoceréis. Auxina A+E en cápsulas blandas. La caja de 20 unidades cuesta menos de tres euros, se pincha con un alfiler la bolita y se extiende por la cara el aceite, bien direcatmente, bien mezclado con la crema hidratante habitual. Esto se realiza antes de dormir. Y si queréis vitamina C, podeis hacer una mascarilla casera ;).

NOTA: Hay personas a quienes la vitamina E aplicada de manera tópica les causa irritación. También puede ocurrir con dosis muy elevadas de vitamina A.

Besitos de mapache potihólico 🙂

Derechos de uso de las imágenes obtenidos en Pixmac.