Rutina facial para una piel sensible

 La rutina de cuidados y limpieza de un cutis sensible difiere un poco de lo que recomiendan para todo el mundo.

la piel sensible tiende a presentar rojeces

Hace unos días me preguntó una lectora por mail cómo es mi rutina facial porque ella tiene también la piel muy sensible y es algo que le trae de cabeza. Como le comenté, yo no tengo una rutina estricta, sino que la adapto en función de lo que demande mi piel, también sensible y atópica. En mis hábitos hay cierta diferencia entre los meses de julio y agosto y los meses más fríos de año, pues en verano suelo tener menos problemas. Al final, mi rutina es más o menos como os explico a continuación.

 Limpieza: Lo que siempre recomiendan en limpiar el rostro dos veces al día con productos adecuados. Pues bien, yo lo limpio una vez al día, a la noche. Me basta y he comprobado tras años de cumplir la norma estándar religiosamente que mi piel lo agradece.

Sobre los cosméticos que utilizo para la limpieza facial, serán siempre productos adecuados a mis necesidades, que pueden ser una limpiadora no jabonosa, una leche limpiadora-desmaquillante, un producto a base de almendra molida o algún jabón muy sobreengrasado, libre de colorantes y enriquecido con aceites esenciales. Voy variando según me apetece o según tenga un producto u otro en casa. La limpieza con leche desmaquillante hidratante la reservo para los meses fríos, si es que no me he aplicado maquillaje. En caso contrario, siempre desmaquillo bien primero y después uso otro de los métodos comentados, porque al ser tan respetuosos con las pieles delicadas o incluso atópicas no tienen la fuerza necesaria para arrastrar bien las siliconas y demás productos del make up.

Aguas florales. Aguas florales everywhere, siempre tengo alguna a mano. Me pulverizo con un agua floral el rostro por las mañanas, justo antes de la hidratante, y repito la operación varias veces al día en verano o cuando tengo la piel mas tirante. Mis preferidas son las aguas florales de lavanda o de romero. Hay quien usa en lugar de aguas florales, agua termal, eso depende de cada piel, ambas opciones son buenas. Yo prefiero los hidrolatos porque contienen trazas del aceite esencial de cuya destilación son subproducto.

Cuando uso un tónico para eliminar restos de leche limpiadora hidratante, por ejemplo en los ojos, siempre es un agua floral. Para mi es un producto comodín.

Hidratante o humectante: No puedo salir a la calle sin usar una hidratante porque mi piel protesta, en especial cuando hace frío. Quien dice hidratante dice un aceite, algo humectante. Suelo usar aceites por el día y alguna crema MuLondon por la noche, a veces me da el ramalazo e invierto el orden o pruebo algo nuevo, pero religiosamente debo usar este tipo de productos dos veces al día.

Cuando tengo un brote atópico en el cuerpo, casi siempre noto que en el rostro quiere aparecer también, con pequeñas rojeces difusas. Entonces no espero y paso a usar la crema Organic Marigold de MuLondon tres o cuatro veces al día en las zonas irritadas, hasta que la inflamación baja. Para mí es mano de santo, sobre todo si empiezo a usarlo antes de que la piel se engrose. De manera habitual no uso esta crema de caléndula porque a la larga me engrasa la piel, en su lugar empleo Organic Rose ( es perfecta para mí, no me cansaré de repetirlo ).

Filtro solar: Imprescindible cuando se usan cosméticos con aceites esenciales o con algunos principios activos iluminadores. Se aplica unos minutos tras la hidratante ( yo desayuno mientras ). Un filtro solar por las mañanas es otro ritual imperdonable para mi, siempre con un factor de protección de 25 al menos. De todas formas yo no usaría productos cosméticos si fuera a ir a tumbarme a la playa como una lagartija, más que los específicos para la exposición solar, o una manteca de cacao o karité.

Si os habéis descuidado y os salieran algunas manchas por fotosensibilidad de activos vegetales o de vitamina C, que no cunda el pánico, son superficiales y con la renovación natural de la piel se van. Nunca me ha pasado porque soy muy maniática con estas cosas. Un buen protector te ahorra quebraderos de cabeza.

Maquillaje: Cuando me maquillo suelo hacerlo por la tarde ( excepto los labios, que suelo cubrir con gloss o labial desde que voy a salir de casa ), así es que la piel ya ha absorbido toda la procesión de productos aplicados por la mañana. Si me fuera a maquillar al comenzar el día debería hacerlo tras unos minutos de aplicar el protector solar :p

Serums: Sólo uso serums en épocas puntuales, en realidad los aceites vegetales de base enriquecidos con AEs ya constituyen un verdadero sérum de belleza. Cada producto suele indicar el momento idóneo de uso, en general el serum se aplica antes de la hidratante para evitar que ésta dificulte la difusión hacia el “interior” de la piel, aunque todo depende de la composición de los productos, porque se dan casos en los que se debe proceder de manera inversa.

Desmaquillarme: Si me he maquillado, retiro el maquillaje al llegar a casa, cuando ya no voy a volver a salir. No espero al momento de irme a la cama porque las bases de maquillaje contienen siliconas y eso siempre obstruye algo los poros, por muy ligero que sea el producto. Cuando he usado sombra de ojos, colorete, etc, pero sin base ( lo hago a menudo ) no me doy tanta risa, aunque sí retiro el producto antes del momento de ir a la cama. Y a continuación procedo a la limpieza, en mi caso, diaria.

Contorno de ojos. La mayoría de los productos hidratantes que uso pueden emplease como contorno de ojos, luego no suelo complicarme la existencia. Cuando no sucede esto, entonces sí recurro a un producto específico para esta zona, y lo ideal sería dos veces al día pero alguna vez se me olvida y sólo me lo aplico una. Mal hecho por mi parte.

Otros cuidados: Siempre, siempre, siempre debo tener a mano o un protector labial bueno, nada de vaselina, o una barra de labios muy hidratante. Aquí no tengo un ritual, cuando noto tirantez lo uso y listo. Lo que suele ser varias veces al día.

En cuanto a la exfoliación, que suelen recomendar de una a tres veces por semana, pues jamás he podido. Las pieles muy sensibles o no se exfolian o lo hacen cada mucho tiempo. En mi caso una o dos veces al mes, siempre con una base hidratante en lugar de jabonosa, y si he estado usando productos con una ligera función de arrastre pues ni eso. Exfolio el cutis cuando lo veo opaco, una vez, y hasta la siguiente. Si no noto necesidad, no exfolio el rostro porque he comprobado que, en mi caso, no deja de supone cierta agresión si no lo espacio mucho en el tiempo.

0.0 Vaya, visto así escrito sí que tengo una rutina larga.

Besitos de mapache 🙂
racoon gif

2 comentarios

  1. Hola mi nombre es mariana ty5 articulo viene de forma inesperada me piel esta en una etapa que no se acomoda con ninguna crema ni nada. Queria preguntarte que tipo de maquillaje marcas usas h tr ha pasado encarnación en el cuero cabelludo

    Soy de México saludos

    1. Hola, Mariana:

      Este post es un poco antiguo y cuando lo escribí usaba como base de maquillaje una de Revlon, ColorStay, en su versión para pieles normales o secas. Ahora estoy usando una base también líquida y algo hidratante de L.A. Girl, pero sobre todo uso bb creams. Con los labiales, sombras de ojos y coloretes no suele tener problemas de que me irriten la piel, de hecho con las bases de maquillaje, siempre que eestén adaptadas a mi tipo de piel, tampoco.

      El cuero cabelludo irritado lo aliviaba usando champú sin sulfatos o alguno específico para pieles atópicas. También me va bien el champú anticaída para cabello seco de Naturaleza y Vida o Naturvital ( son la misma marca, el nombre varía según el país ). El año pasado descubrí algo que para mi es milagroso: jabón de miel y comino negro de Nubian Heritage. Debo pedirlo a Estados Unidos por iherb. En el cuero cabelludo me alivia mucho la caspa y el picor ( aunque no sea lo que deje el cabello más brillante ) y sobre la piel irritada me ayuda a que cicatrice antes. Siempre recuerdo cómo es mi piel, además de sensible es atópica. En realidad cada piel tiene unas necesidades específicas y lo primero es no usar productos que la dañen o irriten. Pero estos productos a evitar varían según la persona, no hay un maquillaje o una crema que calme todo tipo de piel. Y hay que tener en cuenta también las alergias. Yo tengo identificados casi todos los alérgenos cosméticos que me producen dermatitis, luego no tengo más que leer la composición para comprobar que no estén presentes. Esto se aprende en parte porque uno ve que ciertos principios activos le hacen daño, pero sobre todo cuando un alergólogo realiza una batería de pruebas de alergia en la piel.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Potiholic Blog de Belleza .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.