Review de la Limpiadora Desmaquillante Suave de Green People

Green People, marca de cosmetica natural con certificación ecológica. Opinión de la leche limpiadora y desmaquillante para el rostro.

Hola, potihólicas:

No sé si os gustan los productos multiuso. A mí depende, hay productos que prometen servir para muchas cosas y luego se quedan cortos en casi todo, lo cual evidentemente no me agrada. Pero luego hay otros productos recomendados para de usos, que sirven para casi todo, y es el caso de la limpiadora desmaquillante y mucho más de Green People.
Green People es una marca que me tiene loca de contenta por la calidad de sus productos y por estar libre de todo ingrediente químico innecesario. Esto es así porque fue creada por una madre cuya hija a los dos años ya era alérgica a casi todos los ingredientes sintéticos empleados en los productos de higiene, y esta mujer, ni corta ni perezosa, decidió preparar en casa productos naturales adecuados para su pequeña. En la actualidad Green People es una marca de cosmética ecológica comprometida con causas sociales como la lucha contra el cáncer. La mayoría de sus productos, como sucede con esta leche limpiadora, son veganos, y por supuesto todos son cruelty free.

La manera en que este producto llegó a mis manos fue fortuita. Tras probar el protector solar con lavanda de Green People quedé tan encantada como para saber que repetiría la compra. Y se me estaba acabando la leche limpiadora, justo el mes que regalaban esta, en formato grade ( 200 ml ) con 50 euros de compra. Una amiga había hecho pedido en ese mismo mes y me dijo que esta limpiadora era increíble, suave, hidratante, ¡ una maravilla !, por lo que adelanté mi pedido. Recuerdo que dije “con que desmaquille bien y no me haga daño, para mí es suficiente”. Nunca me imaginé con lo que me iba a encontrar.
El producto es como una limpiadora desmaquillante que se presenta en envase airless y con un tope interior para preservar más si cabe el producto. No hay que olvidar que la auténtica cosmética natural tiene un plazo de uso recomendado inferior al de la cosmética convencional. Pero, al presionar para obtener el producto, lo primero que llama la atención es su textura, parece una crema hidratante. De hecho, cuando se aplica la piel absorbe rápido una buena parte del producto, por lo que hay que darse un poco de prisa en retirarlo si no queremos tener que repetir la operación. La limpiadora huele a flores, aunque a mí en concreto su aroma no me entusiasma porque contiene geranio y es un olor que no me gusta mucho ( luego vamos a los ingredientes ). Lo que me encanta es cómo deja la piel: suave, muy suave, incluso relajada.

 Detalle del envase y el tapón interior protector
Esta limpiadora se puede usar de varias maneras: aclarándolo con agua tibia y posteriormente con una toalla humedecida en agua fría para una limpieza más fresca, o pasando unos discos de algodón y nada más si se tiene la piel seca. También se puede retirar el producto con un algodón o una toallita suave y a continuación pasar un poco de agua floral por el rostro. Y algo muy importante para mí, no escuece los ojos. Lo sé, parece el anuncio de un champú para niños pequeños, pero veréis, soy alérgica a una sustancia que se emplea como conservante en colorios, líquidos de lentillas y productos de cosmética ocular. Tanto es así que con sólo que un poquito de cualquier producto que contenga ese alérgeno toque un lagrimal, me empieza a escocer y a llorar ese ojo y queda irritado para todo el día. Y tan harta estaba que o bien me desmaquillaba las pestañas con una crema específica de Clinique, o con otra de Oriflame que han dejado de hacer, de lo contrario tenía que recurrir al aceite de almendras dulces puro, aplicado en un algodón.
Retomando el tema de la limpiadora suave de Green People, como os digo, sirve como hidratante de urgencia, no hay más que ver los ingredientes: se trata de una emulsión de agua en aceites vegetales, con extractos de plantas como el aloe o el geranio. Tanto el aloe vera como el aceite esencial de geranio ayudan a controlar el exceso de grasa en la piel, por lo que contrarrestan en parte la acción de los aceites en ese aspecto, dando como resultado una crema apta para todo tipo de pieles con tan sólo variar la forma de uso en casos de piel muy grasa ( aclárese con agua y luego úsese un tónico astringente ) o muy seca ( se retira con un algodón y listo ). Por su parte, la camomila calma la irritación de las pieles sensibles y el romero, antiséptico, ayuda a preservar el equilibrio de la piel.

Otro uso que se le puede dar al producto, aunque da pena por su precio, es el de crema de manos. Sí, el pegotito que veis en la imagen, justo lo que se dispensa con una presión, sirve para desmaquillar cara y cuello ( sin contar la máscara waterproof, que requerirá un extra ) o para dejar las manos impecables. Al ser productos donde casi todo es principio activo ( un 93% de ingredientes de origen orgánico, casi nada ) cunden mucho más que los cosméticos convencionales.
El precio de esta maravilla en su web oficial es de 25 euros. Al principio pensaba que era un producto caro, aunque viendo lo que está durando y los buenos resultados considero que tiene un precio adecuado. Por cierto, aún queda un uso más para este producto que ya me ha fidelizado, pero eso será motivo de otro post.
Os dejo con la intriga y os mando besitos de mapache potihólico 🙂

votar