Qué hacer ante una anorexia puntual

 Todo el mundo habla sobre cómo disminuir la sensación de hambre, pero poca gente se preocupa por el caso contrario. No deseo llevar a equívocos, resulta que la falta de apetito se ha llamado desde siempre anorexia, y no tiene por qué ir asociada al trastorno alimentario. Un par de días anoréxico puede ser la consecuencia de una comida demasiado copiosa anterior, de un proceso gripal, o de un disgusto. Existen otros motivos como la depresión que pueden cursar con anorexia que se mantiene más allá de uno o dos días. O tener causas neurológicas. El caso es que no es muy recomendable quedarse a esperar a que vuelva el apetito si la cosa se prolonga, por razones obvias. Por otro lado, comer sin apetito un día, y otro, y el siguiente, acaba siendo tedioso. Y de esto va el post de hoy, de trucos y remedios caseros para conseguir sentir apetito cuando, descartadas enfermedades, hay una anorexia que va más allá de uno o dos días.

tratamiento natural para la anorexia

 La primera cuestión a tener en cuenta desde mi punto de vista cuando hay un problema de ausencia de apetito es ver si toleramos o no la comida. Si no la toleramos, hay que acudir al médico, estos remedios no van a servir. Si sí podemos comer sin que nos haga daño, aunque no nos haga mucha gracia, seguimos preguntándonos cosas, por si nos dan la clave para resolver el problema. ¿ Tras comer sin ganas sentimos molestias ? Podría tratarse de una dispepsia, que se puede resolver incluso con plantas medicinales, de una intolerancia o, si se permanece en el tiempo, de algo más serio y de nuevo, ante la duda, mejor consultar con el facultativo. Pero si vemos que, por ejemplo, con tomar un poleo ya se nos van los problemas, casi seguro que lo que suframos sea una dispepsia sin mayor importancia. Si notásemos que siempre que comemos un alimento nos ponemos enfermos, uno en concreto, también toca ir a la consulta del especialista porque podría tratarse de una intolerancia, o en los casos más graves de una alergia.

 En ocasiones, la falta de apetito se relaciona más con una textura, caso típico de algunas afecciones neurológicas, o con problemas de masticación. La solución en estos casos para volver a comer con ganas es sencilla, consumir las texturas que no nos cueste comer o tragar. Muchos mayores se deben alimentar a base de purés porque les cuesta ingerir tanto líquidos como sólidos. Servidora, cuando tiene crisis de vértigo agudas ( no hay mes que no sufra al menos una ) se tira un día sin comer ni apenas beber y otro u otros dos alimentándome a base de purés sólido o de papillas elaboradas con bebida de soja. Me encuentro con que o ingiero eso o no ingiero nada y aunque no sea lo más equilibrado del mundo porque tiro de puré de patatas o de las papillas de cereales, pues salgo del apuro sin grandes bajones de glucosa.

 Imaginemos que no tenemos los problemas que os he comentado, que si ingerimos alimentos no nos hacen daño y que podemos comer más o menos de todo, pero podríamos pasar días sin probar bocado porque no sentimos hambre. Aquí es donde vienen los trucos 😉

 El primero es muy sencillo, y a veces resulta eficaz. Pensemos en qué nos apetecería comer si nos fuesen a preparar lo que ordenásemos, sin importar si es un plato normal o una chuchería. Y una vez visualicemos ese plato que parece que se nos apetece un poco, si podemos, comerlo. Y si no podemos ( por ejemplo es una fruta de otra temporada), entonces pensar en qué tipo de sabor tiene. El ingerir una pequeña cantidad de algo que no nos produzca rechazo suele bastar para que comencemos a segregar todos los fluidos que intervienen en la digestión, y a lo tonto uno acabe comiendo una cantidad normal. Algo así como cuando uno come una patata frita, y luego otra, luego otra más, y a lo tonto se ha zampado media bolsa. ¿ No os ha pasado ?

 Pues si os ha pasado debéis saber que no es por casualidad, os he puesto un ejemplo trampa a propósito. Recordad esta palabra: glutamato. El glutamato monosódico, también conocido  como ajinomoto por el nombre de su principal productor para los aficionados a la comida japonesa, es un aditivo alimentario de gusta en principio salado que está presente en casi toda la comida basura y en la mayoría de platos precocinados. El glutamato es responsable de muchos casos de obesidad porque se ha comprobado que incrementa el apetito ¡ hasta en un 40 % ! Lo que en principio es motivo de alerta también tiene su lado positivo y es el uso del glutamato en casos de inapetencia pasajera. Incluso hay intentos de utilizarlos en los casos de anorexia nerviosa restrictiva, aunque ese problema es mucho más complejo. Pero el caso es que tomarse una sopa de sobre, picotear unas patatas fritas o algo similar o añadir un poco de casi cualquier salsa preparada a un plato puede bastar para ayudarnos a acabar lo que tenemos delante. PRECAUCION: hay personas a quienes este aditivo alimentario les produce unas migrañas horrorosas, si es vuestro caso casi mejor no uséis este truco. Además se estudia si el consumo habitual de alimentos sazonados con glutamato monosódico puede ser peligroso o nocivo. Yo no recomiendo el consumo de este tipo de productos de manera habitual, por pura precaución, pero el consumo puntual, salvo en personas muy sensibles, puede ser usado con los fines que aquí se describen.

 Algo que a mí me funciona en muchas ocasiones en que me encuentro desganada pero no me hace daño ingerir comida ligera es añadirle curry a los platos. Me gusta mucho su sabor, pero además casi todos los ingredientes de esta mezcla compuestas mayoritariamente por cúrcuma tienen a mejorar la digestión, siempre que no lleve mucha pimienta en su composición. También me ayudan las infusiones ayurvédicas pensadas para el dosha vata porque son más de lo mismo: jengibre. regaliz, canela, anís o hinojo, cardamomo y un sin fin de especias que mejoran la digestión e inducen el apetito.

 Para finalizar, si el problema está en que no saciamos muy pronto lo que hay que procurar es consumir productos muy nutritivos, para que con poca cantidad estemos alimentados, de manera que el estómago no deba mover una gran masa de alimentos, porque puede resultarle pesado.

 Besitos de mapache ¡ y buen provecho !

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Potiholic Blog de Belleza .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.