Pastillas Contra el Dolor Ajeno

 ¿ Qué son las pastillas contra el dolor ajeno ?

Hola potihólicas:
Hoy no vengo a hacer un review de un labial, pero sí de algo que nos ayuda a cuidarnos y a cuidar a otras personas: las pastillas contra el dolor ajeno.

 

 

Pastillas Contra el Dolor Ajeno, de Médicos Sin Fronteras MSF

Por estas fechas acostumbramos a regalar cosas lindas a nuestro seres queridos, pero hay quien espera no un móvil, sino a que lleguen medicinas a su pueblo. Y no son medicinas caras, sino algunas que sirven para tratar enfermedades graves cuya cura se conoce hace años. Y aquí, en nuestro bonito Primer Mundo, donde también hay problemas, a veces una nota un dolor inespecífico, un dolor que no se puede decir muy bien dónde se localiza, porque es el dolor que sufren otros.

Médicos sin Fronteras ha organizado esta original campaña y muchos rostros conocidos se han prestado a su difusión. He elegido el vídeo protagonizado por el difunto Luis García Berlanga porque me parece realmente bonito.

 

  ( Vídeo retirado porque ha sido eliminado del canal oficial de youtube )

 

 

Las pastillas contra el dolor ajeno son unos caramelos balsámicos, sin azúcar y con vitamina C, justo la pastilla que Berlanga se toma en el vídeo, escondiendo las otras. Se presenta en una caja roja de tamaño muy cómodo para llevar en el bolso y sólo cuesta un euro la caja de seis unidades.

 

 

Las pastillas contra el dolor ajeno son caramelos balsámicos

 

En el interior de la caja hay un prospecto donde se explica el modo de uso y la posología de esta particular medicina que alivia por partida doble, y también habla del precio de los medicamentos necesarios para curar enfermedades para las que, como decía antes, existe remedio bien conocido.

Prospecto de las pastillas contra el dolor ajeno

Los beneficios de la venta de estas pastillas contra el dolor ajeno se destinan íntegramente a la compra de medicinas, para que nos duela menos a nosotros y, sobre todo, a ellos.

Se venden en farmacias, aunque no todas las tienen. El expositor, por si algún farmaceútic@ nos lee, es de 48 unidades. Pueden informarse aquí.

Recordad, cuesta menos que un esmalte de Essence, por poner un ejemplo, y nos hace estar mucho más guapas, nos dibuja una sonrisa a nosotras y a gente a quienes no conocemos tan siquiera ^_^.

Besitos de mapache potihólico 🙂