Parabenos y demás ¿ peligros ?

¿ Son peligrosos los parabenos ?

 

Desde hace unos cinco años cada vez más gente se aterra cuando encuentra parabenos en sus cosméticos. Cancerígeno es el adjetivo más aterrador que se les atribuye y, por tanto, exigimos cosmética libre de parabenos. Sin embargo su uso es legal en la Comunidad Europea, donde la legislación sobre seguridad higiénico-sanitaria es más estricta. ¿ Son tan peligrosos los parabenos ? ¿ Y qué pasa con los ingredientes que se emplean en su lugar ? Si tienes curiosidad, sigue leyendo.

son peligrosos los parabenos o parabenes
  Imagen: Fotolia.

Lo primero es saber qué son los parabenos ( o parabenes ) y por qué se emplean en cosmética. La palabra parabeno designa a un grupo de moléculas derivadas del benceno, más en concreto del ácido para-hidroxibenzoico, si nos referimos a la parte más pura de la química. Y si, como normal general, todos los compuestos con anillos bencénicos son en mayor o menor medida cancerígenos.

estructura quimica de un parabeno

 

 Estructura química típica de un parabeno, donde R es un radical alquílico.

¿ Para qué se utilizan los parabenos en cosmética ?

 

Pues para prolongar la fecha de caducidad de los productos gracias a sus propiedades antifúngicas y bactericidas. Son realmente efectivos, tanto que incluso se emplean en la industria alimentaria y también en la farmacéutica, en este último caso para ayudar a conservar medicamentos de uso tópico. Sí, habéis leído bien, algunos parabenes son conservantes alimentarios.

 Ahora toca preguntarse qué es un cancerígeno. Pues una sustancia que esta relacionada con una mayor incidencia de algún tipo de cáncer, o de varios. Pero dentro de los cancerígenos existen grandes diferencias en cuanto a la peligrosidad de unos y otros. Así, mientras hay sustancias que con sólo una o dos exposiciones mínimas ya suelen desencadenar la formación de tumores, otras requieren una exposición continuada y prolongada, e incluso algunas se engloban dentro de esta categoría sin tener pruebas contundentes de relación causa-efecto. En este último caso se encuentran los famosos parabenos. Para más información, https://es.wikipedia.org/wiki/Parabeno .

Bien, ante la duda y por demanda popular se están imponiendo cosméticos libres de parabenes. Pero, ¿ qué conservantes emplean estos productos ? Agarraos, que vienen curvas, porque muchos de los cosméticos sin parabenos incluyen las moléculas BHT o BHA ( también derivados del benceno y, por tanto, cancerígenos en mayor o menor medida ) como conservantes, las cuales están también en el punto de mira, pese a estar permitido el uso de ambos en alimentación. Para más inri,  mientras los parabenos son moléculas bastante seguras ( aunque posiblemente no tanto como sería deseable ), el butil-hidroxo-tolueno está relacionado a dosis altas con molestos efectos secundarios.

 

 

¿ Cuáles son las alternativas a los parabenos más seguras y efectivas ? Bueno, si queremos cosméticos seguros debemos estar dispuestos a renunciar a algo. Las vitaminas antioxidantes, en especial la vitamina C y la vitamina E, poseen propiedades conservantes aunque no tan maravillosas como las de los otros aditivos. También se puede recurrir a usar cosméticos sin agua cuando sea posible, donde las bacterias y mohos proliferan peor, o bien asumir que nuestros adorados productos de higiene, cosmética y maquillaje van a estropearse primero una vez abiertos.

 

De todas formas, vamos a estar expuestos a los parabenos de manera casi inevitable. Lo que yo hago es evitar en la medida de los posible los productos que contienen parabenos, BHT o similares, pero sin caer en el alarmismo, si algo me gusta mucho lo uso sin miedo pese a que pueda incluir parabenos. De hecho, hay productos para pieles atópicas que me van bien y los contienen.

 

 

Hay otros ingredientes cosméticos mucho más peligrosos y desconocidos como los ftalatos, o que siendo conocidos sus peligros siguen siendo usados en algunos países, como es el caso de los metales pesados. Pero eso será motivo de otra entrada.

 

 

¿ Cuál es vuestra postura frente a los productos con parabenos ? ¿ Os soléis fijar en todos los ingredientes potencialmente nocivos o sólo en aquellos de los que más se habla ? ¿ Alguien por aquí ha experimentado efectos adversos asociados a algún excipiente ? Yo sí, ya sabéis que padezco de múltiples alergias, aunque a nivel de la medicina interna, que yo sepa, no, no los he sufrido.

ACTUALIZACION: Al cabo de unos meses de publicarse este artículo, la Comunidad Europea redujo las concentraciones permitidas en propilparabeno y bencilparabeno, así como en otras dos sustancias, metilcloroisotiazolinona y metilisotiazolinona , a las cuales soy alérgica pro dermatitis de contacto. Para más información: https://europa.eu/rapid/press-release_IP-14-1051_es.htm

El plazo para poder vender productos en stocks con concentraciones superiores a las permitidas de estas sustancias vence el mes de julio del presente 2015. Dicho de otro modo, en Europa, no podrán venderse los restos que no cumplan la normativa  a partir de esta fecha. Pero se seguirán vendiendo en outlets y tiendas on line, os lo puedo asegurar.

Por mi parte, como buena potihólica, aún hay por casa productos con los parabenos limitados, y yo los voy a usar sin temor. Incluso si pillara alguna ganga de algún producto que me guste mucho y se liquide, aprovecharía. Fuera de la Comunidad Europea estos cosméticos no adaptados a la nueva legislación seguirán siendo completamente legales en cosméticos no ecológicos. Yo seguiré evitando en la medida de lo posible el BHA y el BHT que seguirán siendo legales y pasarán a ocupar las veces de los parabenos en unos cuantos cosméticos, pro demanda del consumidor. Y me sigue pareciendo una estrategia de marketing brillante el temor generado por el uso tópico de sustancias que se emplean como conservantes alimentarios. Recordad, los reducidos por precaución no son todos los parabenos, sino dos.

Besitos de mapache potihólico 🙂

racoon gif

11 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Al final no se ha podido encontrar una relación clara entre los parabenos y el cáncer, así que es más la fama que tienen que los hechos.

    Besitos

  2. Te lo diré una y mil veces, pero me encantan estas entradas porque yo tengo conocimientos mínimos al respecto de los ingredientes pero procuro fijarme en lo que contienen los productos que compro e investigar un poco sobre ellos, aunque sin caer en el alarmismo.
    Un familiar mío también tiene la piel atópica y fijándome en alguna de sus cremas vi que contienen parabenos pero obviamente las usa por prescripción médica y digo yo que el dermatólogo algo de esto entenderá XD.
    Me gustaría que nos hablases (si no lo has hecho ya antes en alguna entrada) sobre el tema del ¿plomo? en los labiales.
    ¡Un beso!

  3. Apuntado plomo y metales pesados en general ;), la tenía prevista para más adelante pero si hay interés, en cuanto saque un ratito la escribo. Besitos.

  4. En efecto, los resultados aún no son concluyentes, por eso puse el link a wikipedia, donde se enlaza a su vez a los estudios. Por otro lado, en las etiquetas de los productos con anillos bencénicos casi siempre se ve la advertencia de mutagénico o algo así. No son de los que con una exposición ya corras riesgos, pero se suelen usar con campana extractora. También es cierto que no es lo mismo manipularlo puro que diluidido en la forma de su uso final. Vamos, yo ya expliqué, los evito pero si algo me va bien y los lleva no dejo de usarlo por ello. Me preocupa más que se empleen como aditivo alimentario. Muchas gracias por contarnos tu punto postura al respecto. Besitos de mapache 🙂

  5. Yo siempre miro los ingredientes de mis productos, trato en la medida de lo posible de que no lleven parabelos, pero a veces es difícil evitarlo. Hay otros químicos que con el tiempo pueden estropear más la piel que mejorarla, hay que llevar cuidado con lo que nos aplicamos, para que no nos pase factura en un futuro.

    Gran entrada preciosa, un besito

  6. Hola inma… Se extrañaban tus entradas.
    Los parabenos tienen sus detractores pero también sus usos. Las cantidades máximas permitidas son muy pequeñas y realmente poco se ha demostrado en cuanto a su relación con el cáncer, no así con otros efectos adversos ya descritos como problemas neurologicos y demás!! Y luego están otros compuestos, más peligrosos aunque menos famosos y de los que renegamos menos.
    Yo los parabenos los evito siempre que puedo pero no me obsesiono y si algo me gusta y los lleva, también lo utilizo. Con la nena soy más estricta porque su piel es mucho más sensible!
    Besitos!!!

  7. Me encanta tu lógica y forma de explicar las cosas… siempre he pensado que obsesionarse con los ingredientes y las composiciones no sirvee de nada : )

    • blank
    • Anónimo en 01/10/2014 a las 5:10 pm
    • Responder

    Felicitacion, muy bien explicado, hay tambien los acidos parahydroxy (levulinic acid, anisic acid) qui tiene buenas propiedades de conservacion y ademas son acceptados por los certificadores biologicos (ECOCERT, COSMOS, ETC)

  8. Muy buen texto. Todos los días se aprende un poquito más sobre este mundillo de la cosmética.

  9. Me ha encantado la entrada. Antes no hacía caso de los parábenos, era feliz comprando sin parafinas o sin derivados del petróleo. Pero luego descubrí varios artículos relacionados con el cáncer y me ha dado yuyu, de hecho hago por seguir una dieta sana y cuidada, así que una cosa da pie a la otra, y si puedo intento huir de sulfatos, parábenos y demás.

    Lo que me gustaría es una entrada sobre las colonias y perfumes, he leído que tienen aditivos destructores endocrinos y ando perdida en ese tema. Igual ya lo publicastes y no lo encuentro, muchos besos 😉

  10. Sobre los parabenos, hay mucho interés comercial. Yo sigo usando cosmética con parabenos si me va bien. La UE sólo mandó retirar dos parabenos en concreto, y hay un montón. Y si pensamos que se usan en la alimentación desde principios del siglo XX… Lo peor viene con los conservantes que están empleando en lugar de los parabenos, esos sí que suelen dar miedo. Porque la gente no quiere que su cosmético favorito se eche a perder en pocos meses.

    Sobre los perfumes, no traté el tema, no. El mayor peligro está en comprar imitaciones puras y duras, que no pasan ningún control de calidad, porque sueen estar formuladas con alcoholes poco recomendables, cancerígenos incluso, que son más económicos que el etanol.

    Después en cualquier perfume se vienen encontrando sustancias que pueden ser preocupantes y entonces la empresa procede a su reformulación, a veces porque la esencia que usen ( natural o sintética ) haya sido prohibida y muchas otras para evitar complicaciones.

    En ese sentido, los perfumes o colonias que pasen controles sanitarios son seguros, en el sentido de que cuando se detecta algo raro quitan ese ingrediente y ponen otro que esté en la lista de los inocuos.

    Sobre los disruptores endocrinos y la cosmética lo que me alarma a mi son los llamados ftalatos. Y tengo pendiente escribir una entrada sobre ellos, pero siempre la voy dejando porque busco bibliografía seria y no hay muchas publicaciones o tesis doctorales sobre ellos de libre acceso en internet.

    Dentro de lo malo, muchos disruptores endocrinos tienen un efecto similar a las hormonas femeninas, así que egoístamente afectan más a los hombres y a los fetos varones. Otros hacen diana en las glándulas suprarrenales. El problema es que están en todas partes y no sólo en los cosméticos.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Potiholic Blog de Belleza .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.