Iwonatura serum reafirmante para el pecho


 Opinión sobre el serum reafirmante de senos Iwonatural. Cosmétic natural y ecológica.

 Hoy vuelvo con otra opinión sobre un producto de cosmética natural, ecológica y vegana Iwonatura, en concreto con el serum reafirmante del busto. Este producto lo he probado mediante un formato muestra de unos 15 ml, pero al ser un producto elaborado a base de aceites vegetales y aceites esenciales, sin adición de agua o elementos de relleno, lo cierto es que el frasquito cundió mucho. Eso sí, la aplicación de la minitalla no era tan cómoda como debe ser la del formato de venta, que incluye dispensador.

serum-reafirmante-para-el-busto-iwonatura


 En las instrucciones de uso se indica que es mejor usar este producto sobre la piel húmeda, pero yo lo usé siempre sobre la piel seca, en parte para poder compararlo con otro similar. La cantidad a usar es mínima, no sabría decir, menos de 1 ml para ambos senos y la piel del escote, otra zona en la que se debe aplicar este tipo de tratamientos. Un masaje circular y ascendente y en un par de minutos el producto ha sido absorbido perfectamente por la piel, que queda con el aroma propio de los aceites esenciales que contiene, un aroma cítrico con un punto picante, muy energizante para los sentidos.

 Por este aroma dinamizante debo reconocer que prefería la aplicación diurna a la nocturna. De hecho, al usar el producto y ser verano no usaba perfume para no superponer aromas discordantes. Aunque mucho cuidado, uno no debe exponerse al sol al poco de aplicar este producto, si tomáis baños solares durante el tratamiento os aconsejo reservar su uso para la noche nada más, con el fin de evitar problemas de fotosensibilidad. O bien aplicar encima un buen filtro solar, de protección elevada. Este hándicap es habitual con los productos que incluyen aceites esenciales en su formulación, es especial cuando son cítricos.

 Paso a copiar la composición de la web de Iwonatura

 Ingredientes: Aceite de almendras dulces, Aceite de oliva, Aceite de avellanas, Aceite de rosamosqueta, Aceite de sésamo, Aceite de aguacate, Aceite de zanahoria, Aceite esencial de lemongrass, Aceite de geranio, Aceite de naranja, Aceite esencial de canela, Aceite esencial de hinojo, Aceite esencial de lavanda.

 La mezcla de aceites vehiculares o aceites de base de este serum para el busto está pensada en principio para pieles normales a secas, aunque como se trata de un producto no comedogénico se puede adaptar a otros tipos de piel ajustando la cantidad a usar con cada aplicación. La mezcla de estos aceites nutre, humecta y regenera la piel, dotándola de más flexibilidad con el uso continuado.

 Pero el punto fuerte está en los aceites esenciales. El aceite esencial de lemongrass se emplea en cosmética en tratamiento de pieles grasas, por su poder antiséptico, pero también es habitual en cosméticos tonificantes o reafirmantes cuando se asocia a otros aceites esenciales para conseguir un efecto sinérgico.

 Uno de esos AEs que potencian y se ven potenciados a su vez por el de lemos grass es el AE de geranio, también presente en la formulación de este serum para el busto. El AE de geranio suele emplearse en el tratamiento de pieles sensibles, o bien combinado con otros para aliviar pieles dañadas. En este caso, el geranio se apoya con el aceite esencial de lavanda.

 El AE de naranja aporta firmeza, mientras que el AE de hinojo se suele emplear para favorecer el drenaje linfático, pero ojo, porque el hinojo es una planta galactógena y, dicho de manera muy basta, una planta con fama de “crece tetas”.

 El AE de canela suele usarse por sus propiedades aromáticas, no por otra cosa. Cuidado con él, dado que hay bastantes personas a quien les puede irritar la piel, aunque aquí se usa muy diluido.

 Al final, ¿ qué tenemos ? Pues un producto muy concentrado que nutre la piel, ayuda a mantenerla elástica y tonificada, la suaviza y tal vez, porque yo eso no lo he notado, aumente un pelín la talla del sujetador de manera completamente reversible. Por la presencia de algunos AEs no debe usarse en embarazadas o mujeres en periodo de lactancia. Por lo demás es seguro, no es un cosmético con sustancias que imiten hormonas ni nada por el estilo.

 Efectos: tras un día de uso notaba la piel mucho más suave. No he percibido nada adicional, no he variado de peso ( que es cuando se aprecia de verdad si un producto de estos funciona o no ) y de momento no tengo problemas en la zona, así que es fácil dejarme contenta.

 Respecto al precio, no es un producto barato pero sí más asequible que otros similares que hay en el mercado. Lo bueno es que este tipod e productos sin agua cunden mucho y se pueden amortizar. ¿ Lo compraré ? Pues aún no os lo puedo decir, porque quiero probar a hacer yo un serum casero dado que encontré un ingrediente muy particular. Si mi experimento me gusta, no, no compraré este producto, pero si no resulta como espero será una de las opciones a tener en cuenta.

 Besitos de mapache.