Encontre la crema de mis sueños: Mulondon

MuLondon es una marca de cosmética ecológica, vegana y cruelty free. Opinión sobre la crema Organic Rose, con auténtico aceite esencial de rosa damascena, en piel atópica y sensible.

Hola potihólicas:

Llevo días deseando contaros mi descubrimiento, a algunas no pude resistirme y se lo comenté por mail o facebook. He encontrado la crema facial ideal para mi piel, es 100% vegetal y diferente a todo lo que hubiera probado antes. Y es un producto de cosmética vegana, con el que queda inagurada una nueva etiqueta en el blog. Yo uso productos cosméticos vegetarianos o veganos, indistintamente, pero como sé que para algunas personas hay una gran diferencia, a partir de ahora iré fijándome para hacer la distinción.

Mulondon es una pequeña empresa de cosmética 100% natural, cruelty free y avalada por PETA. Se encuentra en el Reino Unido y admite pago Paypal. Además sus portes, así como sus precios, son muy ajustados, piensan en el pequeño consumidor.

mulondon-natural-organic-vegan-skincare


Mulondon sólo dispone de 5 cremas faciales, pero todas ellas son cosméticos naturales, tanto que no tienen ni un sólo ingrediente que no esté ahí por ua función determinada. Se elaboran con un 75% aproximadamente de manteca de karité, nutritiva y que da textura sólida, aceite de jojoba que aporta ceras vegetales y hace que le resultado no sea pringoso, aceite de coco especial para las pieles más secas, y los correspondientes aceites esenciales.

Os habréis fijado que no he mencionado el agua, ni las infusiones de plantas. Y es que estas cremas no llevan agua, para asegurar una mayor conservación. Yo estaba muy preocupada con este punto, porque tengo hecho potingues caseros y sé que se enrancian enseguida, sobre todo si no llevan cera de abejas. Pero al no contener agua, el medio no es cómodo para las bacterias, y en cuanto al enranciamiento, tan sólo hay que tener cuidado de guardar las cremas al abrigo de la luz intensa y del calor.

En mi primer pedido a MuLondon elegí tres cremas, en el formato pequeño, de 30 ml. Existe también el formato de 60 ml. Boris muy amablemente me envió otra crema más para que la probara, y como no me dijo nada, me dio una agradable sorpresa. ¡ Muchas gracias !

Todo llega perfectamente envalado y protegido con plástico con burbujas, y el tiempo de espera no llegó a una semana.

Y ahora voy a empezar con el review de la crema Organic Rose de Mulondon, la única que tiene un precio superior porque entre sus ingredientes incluye aceite esencial de rosa de Damasco, una maravilla para la piel sensible pero también uno de los aceites esenciales más caros.

Respecto a este punto, os comento que los cosméticos naturales de la marca Mulondon llevan las cantidades adecuadas de aceites esenciales, eso se nota por el olor, ya que no incluyen perfumes. No son como otros productos que incluyen una cántidad ínfima de un extracto vegetal para poder decir que ees una crema al aloe, a la rosa mosqueta o a lo que sea.

Organic Rose es una crema especial para tratar y cuidar las pieles sensibles y normales. También podría servir para las pieles secas, empleando más cantidad. Y esa es otra, al ser un producto libre de agua y ser todo principio activo, la cantidad a usar es ridícula. Yo calculo que le frasco de la crema Rose me durará más de tres meses en verano, y más de dos meses en invierno ¡ empleándolo mañana y noche ! Por cierto, es un producto que se mantiene sólido incluso con la ola de calor que tuvimos días atrás.

mulondon-organic-rose-cream

Desde el segundo o tercer día de comenzar a usar la crema ya notaba la piel mucho más suave. Eso es algo normal con la cosmética natural, los resultados no se notan el primer día, pero sí se dejan sentir con intensidad.

La suavidad continuó en aumento, y al cabo de una semana comenzó un efecto sorprendente: mi piel, clara pero un poco rosada en algunas zonas por la tendencia a estar irritada, se blanqueaba. No es que perdiera color, sino que perdía el matiz rosado de la zona de alrededor de la nariz y de la boca. A la vez la piel de la frente, más castigada por ser donde me ataca más la dermatitis atópica, se volvía frexible y no delataba el haber pasado esos malos tragos. Cuando quiso aparecer un poco de dermatitis, apliqué más cantidad en la zona afectada y funcionó en un sólo día.

No sé si puede curar la dermatitis, lo que sí está claro es que mi piel está más sana y por tanto, antes los agentes que la irritan, puede defenderse mejor.

El aceite esencial de rosa damascena ha resultado meritorio de su fama, al menos conmigo. El de romero ejerce una acción purificante y antiséptica, y ayuda a evitar que se infecten las pequeñas zonas dañadas de la piel. Y el aceite esencial de rosa canina alivia las irritaciones a la vez que es muy astringente, por ello y por el aceite de jojoba creo que sea por lo que queda una crema muy adecuada para pieles normales.

Por cierto, no da granitos, al menos no produce acné adulto. Al empezar a usarla me acordé de que no me gusta ser mujer, y como viene siendo habitual en esos días, me salieron granitos en cara y escote. Seguí usando la crema, y a la vez que se fueron los del escote, donde no me aplico la crema, se borraron también los de la cara.

La única pega de las cremas Mulondon es la habitual en la cosmética natural: carece de filtro solar. Por ello es necesario aplicarse un buen protector tras su uso por el día. También puede dejarse la crema para usarla sólo de noche, pero a mí me va tan bien que no quiero prescindir de ella.

Cuando acabe Rose Organic iré probando las otras, y comentando mis impresiones. Por cierto, la que no tengo es la crema Organic Hemp, que lleva aceite de cáñamo. Pensaba que era para pieles muy secas, y leyendo reviews una chica decía que le controlaba la grasa. Le pregunté a Boris, quien hace las cremas, y me explicó que la crema Organic Hemp equilibra las secreciones sebáceas y está indicada tanto para pieles secas como para pieles grasas. Curioso, ¿ verdad ?

Las cremas se presentan en frascos de cristal con tapa metálica, para aplicarlos me veo usando una pequeña espátula o el mango de una cucharilla ja ja ja ( recordad, llevo las uñas muy largas ).

Pd: No muestro un pegote de crema en la mano porque sería un sacrilegio, ese pegote da para varios días, y al contacto con el calor de la piel se funde y no me da la gana, es mi tesoooroooo.

Yo ya he encontrado la crema facial de mis sueños, ojalá a vosotras, si os animáis a probarlas, os vayan tan bien como a mí. Pero no os olvideis de usar un buen filtro solar sobre ellas.

Besitos de mapache potihólico 🙂