Barra de masaje La Citrica de Lush

 Barra de masaje cítrica de Lush. Ahora se llama Each Peach.

 Hola, potihólicas y potihólicos:

 Como ya he comentado en alguna ocasión, hago un pedido a la tienda on line de Lush Cosmetics una vez al año, más o menos. En el último pedido, que ya realicé por el verano, además de los productos habituales me decidí a probar uno de estos cofres regalo con productos en tamaño un poco más reducido que el habitual pero con precios muy ventajosos. Travel Naked o algo así se llamaba la caja, y en ella se incluía una de las famosas barritas de masaje Lush, en concreto La Cítrica o Each Peach.

  Reconozco que tenía ganas de probar alguna de estas barras de masaje, pero el precio siempre me echaba para atrás, porque no deja de ser elevado para sus ingredientes. En las mantecas corporales pasa como en la cocina, no hay una única receta y las pequeñas variaciones marcan la diferencia en cuanto a gustos más allá del aroma. Y fue la textura de esta barra de masaje la que me cautivó. Al fin y al cabo, el aroma cítrico a mí suele dejarme indiferente, yo prefiero los aromas golosos y/o especiados.

lus-la-citrica
 Compuesta mayoritariamente por manteca del cacao y manteca de carité, lo que más me gusta de este producto es su punto de fusión. Han logrado que al contacto con la temperatura corporal se vaya quedando una pequeña cantidad de producto que es más que suficiente para nutrir la piel al dar un suave masaje, a la vez que la deja perfumada.
 Existen varias formas de uso de este tipo de mantecas en barra, pero mi preferido es la aplicación directa sobre la piel. Hay quien usa las barras de masaje tras la ducha, con la piel húmeda, aunque yo para eso prefiero las lociones corporales o el aceite de almendras dulces. También hay quien se aplica el producto en ciertas zonas para disfrutar de su aroma, si bien en este caso, modestia aparte, prefiero la textura de algunos experimentos caseros que hago a veces ( además les meto más AEs, para que con poca cantidad de producto sea suficiente ). En cambio aún no le he pillado el tranquillo a las barras de masaje caseras ( uso otra receta ) y sigo prefiriendo la de Lush. 
 Yo empleo cera de abejas para que no suceda algo muy común con este tipo de productos, y es que se derrita en los meses de calor. La Cítrica de Lush no lleva ceras en su composición y no da ese tipo de problemas con el verano asturiano, y es algo que la mayoría de sus competidoras 100 % veganas no suelen poder decir.
 El precio es de 9.50 euros para 55 gramos de producto. Y eso es lo que no me gusta. Al menos en casos como el mío, que tenemos las materias primas todo el año en casa ( o casi ). 
 Besitos de mapache potihólico : )