Arkovox

 Hola potihólicas y potihólicos:

 Se acerca el otoño y con él las gargantas irritadas, los catarros, las gripes, etc. Para hacernos más llevadero el nunca mejor dicho mal trago, Arkopharma ha presentado su producto Arkovox y lo ha hecho en dos agradables sabores pensando en los más pequeños de la casa. Sí, los niños a partir de seis años pueden consumir Arkovox. Pero, ¿ Qué es Arkovox ?


Pues un producto natural de los que combinan pequeñas cantidades de varios principios activos con el fin de aliviar dolencias, en este caso molestias de garganta y ligeros costipados. Hay que aclarar que en este caso Arkovox no está pensado para tratar el problema, como sí puede ocurrir con algunos tratamientos de arkocápsulas que nos libran de otros fármacos. Yo lo veo más bien como una manera de hacer que los niños y no tan niños se tomen el equivalente a una infusión medicinal. Como una servidora es muy dada a las infusiones y demás, yo no necesitaría que me camuflaran el sabor, pero debo reconocer que las pastillas son sabor frambuesa están buenísimas ( y mi madre también lo corrobora, le va gustando esto de hacer de testadora para segunda opinión )

arkovox-comprimidos-frambuesa

.

 El producto se vende en dos tubos que contienen unas pastillas redondas que nos recuerdan mucho a las eferverscentes de otras marcas. No son efervercentes, lo he comprobado, son como caramelos para disolver lentamente en la boca, con una dosis para adultos de uno a tres al día. Yo las parto a la mitad.

 Las pastillas Arkovox proporcionan una pequeña cantidad de vitamina C, necesaria para el buen estado de las mucosas, aunque en caso de gripazo vamos a necesitar más dosis de esta vitamina. También incluye própolis ( por lo que no es apto para veganos estrictos ). El próplis es un antibiótoco natural y a la vez aumenta las defensas del organismo. Yo lo consumo todos los otoños y me gusta su sabor añadido a una cucharilla de miel, aunque a no todo el mundo le agrada su gusto. Chupar caramelos enriquecidos con própolis es también estupendo para ayudar a tratar gingivitis. Otro de los ingredientes Arkovox es un clásico en los preparados herbales que hacían nuestras abuelas: el malvavisco. Esta planta se emplea desde la antigüedad en los países mediterráneos para suavizar las molestias de garganta y la tos. Pues ahora viene en forma de grajea para degustar. Para finalizar, han añadido papaína. La papaína es una enzima que se encuentra de manera natural en la papaya ( se han matado a pensar para ponerle nombre ) y, al igual que la bromelina de la piña ayuda a digerir las proteínas. Se supone que la papaína además ayuda a personas con el intestino delicado, y digo supone porque a mí la papaína no me hace nada, y la bromelina es más para quienes tienen problemas de estómago y de celulitis ( la bromelina sí me alivia el aparato digestivo ). ¿ Por qué han incluído papaína en este producto ? Pues no lo tengo muy claro, imagino que será para ayudar a quienes sufran de dispepsias debidas a un gripazo de padre y muy señor mío.

 En un pdf adjunto al producto se señala que la papaína es antiinflamatoria. Vale, pero como antiinflamatorio natural yo uso en jengibre y milagrito del Señor ( eso sí, pica, no le deis jengibre a un niño porque no le va a gustar ).

 En cuanto a mi experiencia, he probado el producto y suaviza la garganta, pero tengo la suerte de no soler ponerme muy mal de faringitis porque en cuanto quiere aparecer el proceso preparo una sopa medicinal china que es mano de santo para quienes la podemos tomar ( tiene alguna contraindicación ). Y mi madre probó el producto sin sentir molestias de garganta alguna, un poco por curiosidad, otro poco por sabor.
Las pastillas Arkovox no contienen azúcar, por lo que en principio son aptas para diabéticos.

 Os comento que en farmacias aún puede ser que tengan la formulación anterior de Arkovox, con una composición diferente. El precio recomendado del envase con 20 pastillas es de 6.90 euros.

 Besitos de mapache potihólico 🙂