Limpiadora Aqua Marina de Lush: si pero no

 Limpiadora facial Aqua Marina de Lush Cosmetics.

 Hola, potihólicas y potihólicos:

 Hoy voy a hablaros de la limpiadora aqua marina de Lush, un producto que llevaba mucho tiempo con ganas de probar. Hace poco hice un pedido discreto a Lush y en él incluí dos productos que no había podido probar en muestras. Uno era la limpiadora aguamarina, la del sí pero no, y el otro el serum full of grace, que ha resultado un no pero sí. Aunque de full of grace os hablaré otro día.

 Lo del sí pero no y el no pero sí es una forma de hablar mía, ambos productos contienen calamina, un gran calmante de la piel, y curiosamente se supone que la limpiadora aguamarina sería ideal para mi mientras el serum full of grace me serviría sin ser la repera. Pues ha sido al revés.

 La limpiadora aguamarina es diferente en textura a mis limpiadoras habituales de Lush Cosmetics, piel de ángel y tronco de navidad. Para empezar, aguamarina no está realizada a base de almendra molida y tiene una textura más similar al gel. Había leído en ocasiones que aquamarina tenía mal olor, no lo entiendo, huele a natural, lleva productos obtenidos de algas, quizá ese sea el aroma que no les gusta a algunas chicas. Pero sea como fuere es un aroma suave.

lush-aqua-marina

 Ya sabéis, mi piel es normal pero muy sensible y siempre le estoy dando productos calmantes. Mis opiniones se basan en mi experiencia personal y con la piel que tengo a veces reacciono de manera diferente a lo esperado. Aclaro esto porque la limpiadora aguamarina está pensada para pieles sensibles y castigadas por el frío, por lo que se supone que enrojecidas. De hecho la calamina que da el color rosado a la mezcla se emplea para bajar la rojez y las molestias.

 Pues bien, el producto no me va mal pero yo no lo usaría en los meses fríos porque para mí limpia demasiado y ya en verano me deja la piel con ganas de aplicar una hidratante con su uso. No el primer día, sino con el uso sucesivo. También debo señalar que la solución ha pasado por usarla en días alternos, un día uso bare of angels y al otro aguamarina. Así sí me va bien, aunque yo no me atrevo a decir que sea para pieles mixtas o grasas porque, en principio, la web no indica eso y los ingredientes se corresponden más o menos a los recomendados para piel normal y sensible.

 ¿ Qué ingredientes lleva ? Pues además de la calamina, otro que me resulta muy interesante es el musgo de Irlanda que acompaña en forma de gel y de extracto al alga nori. En general los productos cosméticos naturales que incluyen algas en su composición me sientan de maravilla a la piel porque la calman, de hecho soy fan de H2O+. Lo curioso de esta fórmula es que el ingrediente principal es la glicerina, un excelente humectante. Por ello, en principio, la descripción de las indicaciones de la web es la acertada, la glicerina va bien a pieles normales o secas. Como agente astringente y limpiador, la arcilla blanca o caolín. La arcilla blanca es la más suave de las tres arcillas más frecuentes ( blanca, verde y roja ) y es un ingrediente habitual en varios productos Lush.

 Para darle a la mezcla el toque de exfoliante suave con el uso diario han usado sal marina, y aquí es donde imagino que venga el problemilla mío de que el producto me resulte un pelín astringente para uso diario. La sal marina es excelente, el agua de mar cura o mejora muchas afecciones cutáneas, pero reseca y, al menos a mí, hace que la piel me pida hidratación, como comentaba que me sucede con el uso diario de esta limpiadora.

 Los otros ingredientes son aceites esenciales que dan aroma, por ello no entiendo ese mito de que el producto huele mal. Esta limpiadora no lleva conservantes y sí trozos de alga fresca, por lo que no conviene comprar más que un envase de cada vez ( la fecha de uso recomendada es de tres meses desde su fabricación ). Además os comento que es densa y la caja aparece medio vacía comparada con lo que ocupan piel de ángel o tronco de navidad en el envase. Esto es normal, me puse en contacto con Lush por el producto se hubiera derramado o algo, me pidieron pesar el envase y enviarles el dato y comprobamos que todo estaba perfecto.

 La cantidad de producto a emplear es un poco inferior a la que se usa con piel de ángel y similar, si buscáis una limpieza sencilla de la piel no maquillada. Imagino que quien busque un efecto más exfoliante deberá insistir, pues en ese punto sí la encuentro floja. El precio del envase con 100 gramos de producto ronda los 9 euros.

 Lo interesante de esta limpiadora es que tiene ingredientes diferentes y que no se suelen encontrar en la mayoría de los cosméticos. Yo no voy a repetir con ella porque no deja de ser aburrido el usar un día una limpiadora y al otro la otra, si con el uso diario me reseca algo la piel será porque no me va todo lo bien que debería, por muy interesante que sea su composición.

 Y hasta aquí el sí pero no de hoy.

 Besitos de mapache potihólico 🙂