Aguas Florales

 Aguas florales o hidrolatos. Usos cosméticos del agua de rosas, agua de romero, agua de lavanda, etc.  ¿ Cómo se usan ? Comparativa con el tónico facial habitual.

Hola, potihólicas:

 Me estoy aficionando a las aguas florales. ¿ Qué son las aguas florales ? Pues, dicho en cristiano, agua con un poquito de la esencia de una planta, generalmente con flores, aunque también se habla de aguas florales en general para referirse a cualquier compuesto similar de plantas medicinales. En realidad, lo correcto sería usar la palabra hidrolato. La mayoría de los aceites esenciales se extraen por destilación, un proceso de separación física basado en los diferentes puntos de ebullición de los componentes de una mezcla. Por un lado se obtiene el aceite esencial, y por otro se condensa vapor de agua. Pero como es imposible separar al 100% una mezcla, esa agua condensada posee pequeñas cantidades del aceite esencial de la planta, y en consecuencia, también posee algunas propiedades medicinales.

 Existen infinidad de aguas florales, y cada una es más recomendable para un tipo de piel u otro. Aunque parecido, un hidrolato no es un tónico facial, porque el tónico tiene poder “limpiador” y se emplea para eliminar los restos de leche desmaquillante. Los hidrolatos  son más bien como las lociones herbales que emplean las mujeres asiáticas en el cuidado de su piel, sólo que aquí en occidente solemos emplear hidrolatos de una sola planta en lugar de emplear una combinación de ellos.
 Yo he probado hasta el momento:
         – Hidrolato de rosas: es decir, la famosa agua de rosas. Se le atribuyen propiedades suavizantes de las pieles irritadas y a la vez es un poco astringente. Si os soy sincera yo no noté nada, para mí era agua con olor a rosas, pero es cierto que la usé hace tiempo y era un producto que venía de regalo con el aceite de almendras dulces. Cuando repita con esta agua floral miraré que sea agua de rosa damascena, más cara pero también más adecuada para pieles delicadas, y de calidad.

         
–  Hidrolato de romero: de la marca Cositas Buenas, no sé muy bien por qué no aparece en su web. Se ha convertido en un producto que me saca de más de un apuro, pues lo empleo como tónico herbal, tal y como hacen las asiáticas, tras la limpieza de la cara y antes de la hidratante. Si hace calor, me vaporizo un poquito para refrescarme y lo dejo secar, y también lo aplico bajo las cremas de Mulondon cuando se me apetece aligerar su textura. Tras la exfoliación de cara o escote, también va el agua de romero, o tras aplicar la limpiadora desmaquillante de Green People de la que espero hablaros en breve. Sí, he dicho que no es un tónico, pero es que esa limpiadora desmaquillante tampoco es una limpiadora convencional…

 Existe otro producto que me gusta mucho y es un agua desmaquillante de Bcombio ( pendiente de su propio post ) que no es otra cosa que un hidrolato de lavanda con un hidrolato de camomila y unos pocos tensioactivos. Resulta otro producto muy versátil, pero lo empleo de otras maneras.
 Además de repetir con el agua de romero, tengo ganas de probar el agua de azahar. De esta última dicen ser la más indicada para pieles sensibles y secas, pero como las aguas florales no engrasan la piel, pues yo también quiero, ea. Además debe oler divinamente ( el olor de las aguas florales es muy, muy suave ).
 El precio de las aguas florales depende mucho de la calidad y de la planta medicinal que contengan. Dejando aparte el de rosa damascena, los precios pueden oscilar entre los 5 y los 8 euros por 100 ml ( hablando de marcas de cosmética bio ), pero si se emplean con un vaporizador, como el que traen las aguas florales de Cositas Buenas, duran y duran.
 Para quien lo esté pensando, las infusiones caseras también sirven para los mismos usos que las aguas florales, de hecho la infusión de té verde es una maravilla para las pieles sensibles. Pero las infusiones no se conservan más allá de dos días y requieren frigorífico, mientras las aguas florales obtenidas por destilación duran algunos meses una vez abiertas, con tan sólo proteger el frasco, que debe ser el adecuado, de la luz intensa y de las fuentes de calor.
 Creedme, una vez probeis las aguas florales y encontréis la más adecuada para vosotras, empezaréis a dejar de usar los tónicos faciales. Palabrita de mapache 🙂
 ¿ Alguien más las usa de manera habitual ? ( yo sé que alguna de vosotras sí , ji ji ji ).
Besitos de mapache potihólico 🙂

racoon gif