Vistaprint

 Hola, potihólicas y potihólicos:

 Hoy vamos con un tema que se aleja de lo habitual pero que puede ser de interés de varios de vosotros. ¿ Buscáis unas tarjetas originales, unos flyers para vuestro negocio o unas postales corporativas ? ¿ Necesitáis pocas unidades o tenéis un presupuesto modesto ? Pues en caso afirmativo yo so recomiendo Vistaprint, soy clienta desde hace bastantes años.

 Al entrar a la universidad allá por el pleistoceno me encontré con la conveniencia de tener tarjetas de visita. Por aquel entonces internet existía pero no era conocido y las encargué en una imprenta cercana a donde vivo. El resultado fue aceptable pero me vi muy limitada a la hora de escoger entre los tipos de fuente. Ni que decir tiene que el fondo era blanco, simple, diáfano.

 Años más tarde había terminado aquel taco de tarjetas y me animé a encargar unas más originales, con una imagen en color, que recogieran mi mail principal y más datos. Al fin y al cabo me iban a resultar más cómodas. Y cuál fue mi sorpresa al comprobar que, aprovechando ofertas, entre unas cosas y otras me salían 250 unidades por el mismo precio que 100 en aquella copistería de años antes. Temerosa pedí un taco con alguna chorrada adicional y tan encantada quedé que encargué otras para mi mail privado.

 Recientemente he encargado unas tarjetas semiprofesionales también en Vistaprint, y cuando tenga claro lo que quiero añadir en un código QR haré otras, 100 % profesionales.

 El precio de los productos Vistaprint depende muchísimo de las opciones seleccionadas ¿ impresas por una cara o por dos ? ¿ se elige un diseño de los propuestos o uno 100 % original, diseñado por nosotros ? ¿ Se mostrará el logo de una empresa o un código QR ? ¿ Se encargarán libretas, imanes, etiquetas adhesivas o postales a juego ?, ¿ tal vez sellos de caucho ?

 Como precaución para no llevarnos sorpresas a la hora de ir a abonar el pedido, os comento que aún cuando haya promociones de un producto gratis el descuento no incluye ni el IVA ni los portes. Ahí es donde la empresa saca ganancia, pues cada producto adicional va sumando como si fuera un envío independiente o casi. También hay que estar seguro del diseño seleccionado, pues una vez se acepta la compra no puede modificarse, pero eso es lógico, dado que nadie va a querer esas tarjetas si no somos nosotros.

 La forma de pago que yo utilizo siempre es mediante tarjeta de débito, y quizás el único handicap es que los envíos tardan un par de semanas en llegar, mientras en una imprenta se tienen de un día para otro. Pero la oferta de diseños predeterminados es enorme, así como las posibilidades de personalización en cuanto a tamaño de letra, estilo, distribución…

 Al final, comparando precios, para un uso personal o de una pyme acaba compensando.

 Y eso es todo por hoy, un off topic que he creído os podría interesar, en especial a quienes gustan de tener varias tarjetas de vista diferentes: para familiares y amigos, para trabajo o estudios, para eventos sociales…

 Besitos de mapache potihólico : )