Un tip de salud

 Nos intentan convencer de que necesitamos mil y un alimentos exóticos y un montón de suplementos, pero no nos recuerdan lo básico para preservar en la medida de lo posible la salud.

 Buenas: Esta primavera me vi obligada a hacer un importante parón en mi vida, y por eso los blogs quedaron poco atendidos. No disponía de conexión más que un rato a la noche, y lo aprovechaba para leer el correo y ver algún webinar. También, en las noches de insomnio, me dedicaba a para navegar sin rumbo y ver qué información es la que más se demanda ahora, por saber, más que por otra cosa. Y me di cuenta de algo que espero no se le haya escapado a nadie.

menos suplementos nutricionales y un poco mas de sentido comun

 Veréis, las dietas detox están de moda, aunque los órganos que limpian nuestra sangre funcionan muy bien de manera habitual, o cuando empiezan a fallar no suele bastar con hacer una dieta o tomar unos zumos, por desgracia. Pero ahora, por lo visto, todo lo detox es in. Habrá gente a quien le beneficie consumir ciertos alimentos, o añadir algunas infusiones, y gente a quien no. Lo importante en estos casos, desde mi punto de vista, es no adoptar posturas drásticas sin supervisión.

 También he comprobado esta temporada que parece haber una mayor demanda de píldoras mágicas. Las llamo así por llamarlas de alguna manera, me refiero a suplementos nutricionales que, de nuevo, habrá quien necesite y quien no.

 Recuerdo cuando seguía un entrenamiento físico intenso cómo los médicos me dieron unas pautas para adaptar la alimentación a mis necesidades, y me recomendaron tomar una única pastilla mutivitamínica al día. De las normales. Después sí, debía controlarme el hierro, y en ocasiones tomaba algo de magnesio.

 Ahora veo que hay personas que se toman 10 ó 15 comprimidos al día de cosas, que uno dice ¿ no te sirve una que lo lleve todo ? No deja de ser una estrategia comercial para vender más.

 Pero lo que más me sorprende de quienes tienen este perfil de consumir mil suplementos a la vez es que se olvidan de algo tan fundamental como consumir productos de temporada, y a ser posible producidos en zonas cercanas a donde uno vive. Ni siquiera os estoy hablando de productos ecológicos de la huerta, que esos ya son lo mejor de lo mejor, pero no todos tenemos huerta o acceso a cualquier cosa eco. Os hablo de ir a la compra y pensar en qué estación estamos y qué alimentos son los que tradicionalmente eran típicos de la temporada que nos toca. Sólo con eso podemos prescindir de varios de esos “superalimentos” cultivados en otros continentes, porque pueden ser todo lo nutritivos que queráis, pero los productos del pueblo también lo son y encima nos pueden llegar frescos ( yo es que no tengo pueblo, aunque de niña mis abuelos vivían en un chalet y tenían una pequeña huerta y muchos árboles frutales, todo ecológico ).

 ¿ Qué pasa con un producto fresco que no es de temporada pero está en el supermercado ? Pues puede haberse cultivado en invernadero, con unas condiciones muy controladas y ser igual o casi que si se hubiera obtenido en su época idónea, o puede ser que haya sido recogido verde, almacenado en ciertas condiciones para prolongar su duración, y al final, expuesto al etileno que produce la fruta madura para que adquiera color de golpe. Estos vegetales que llegan a nosotros con buena presencia pero tras una “infancia dura” no tienen la misma cantidad de vitaminas y de minerales que los de siempre. Como tampoco la tienen los que han sido congelados.

 Pensad, ¿ no es un poco tonto comer lo que se nos apetece, sea la época del año que sea, y luego andar con pastillas para compensar ? A quien le compense por el gustazo de no depender casi del calendario para elaborar los menús diarios, que siga, cada uno es muy libre. En casa siempre hemos respetado la estacionalidad de los alimentos, es otra manía como la de no recurrir a comida precocinada salvo un par de veces al año, por pura emergencia.

 La próxima vez que te digan que necesitas suplementos de esto, aquello y lo de más allá, párate y piensa si en efecto los necesitas ( en tal caso consúmelos, es lógico ) y si cambiando alguna costumbre adquirida en los últimos años pasarías a no necesitarlos ;). Y los que tenéis huerta en el pueblo no tenéis perdón de Dios si no la aprovecháis, no sabéis cómo me gustaría a mi poder seguir cogiendo la fruta de los árboles o del pie de su tronco en el momento justo de comerla, cuando están en su punto óptimo de maduración. Ahora que lo pienso, de aquella nunca me mandaban tomar vitaminas ;).

 Besitos de mapache eco.

16 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Mucha razón en tus palabras Inma, pero ya sabes, las modas tiran mucho.
    En mi caso tengo huerta a mano y es impagable el montón de cosas ricas que voy comiendo a lo largo del año, en cada temporada lo que toca.

  2. Yo tengo que aceptar que no soy muy cuidadosa con lo que como. Primero no tomo pastillas de vitaminas ni suplementos ni nada que se parezca porque odio tomar pastillas y segundo mi alimentación es un caos, a ver si me pongo a aprender un poco de estos temas. Besos.

  3. tienes toda la razon todo en una

  4. Cierto, menos mal que tengo la huerta de mi padre y me pongo las botas cuando quiero, besitos

  5. Bueno, yo croe que habrá un poco de todo. Los suplementos alimenticios ya te comentan que no tienen que ser un sustitutivo de una dieta equilibrada, simplemente es un complemento.

  6. Tienes muchísima razón. El tema de las dietas detox me tiene alucinada, igual que las pastillas. Como se ha puesto de moda, todo el mundo a tomarlos. Y nada queda mejor que hacerse una foto tomándose un jugo detox! En fin, lo que hacen para vender y la gente cae en la trampa… Desde luego, ojalá todos pudiéramos tener una huerta en casa, eso sí que sería lo mejor 🙂

  7. Muy cierto, la mayoría no somos conscientes de lo que realmente comemos, y muchas van a dietas fáciles que pueden perjudicar

  8. Hola! Tenes mucha razón, eso de la moda viene mal, yo no soy ni un poco de cuidadosa con lo que como, en realidad tendria que ponerme las pilas a ver si comienzo a tener una buena alimentación! & eso de las pastillas nunca tome pero es verdad, es todo para vender! Un beso :*

  9. Muy interesante lo que comentas, conozco una amiga que no se alimenta nada bien pero recurre a estas cosas.
    Saludos!!

  10. Creo que hay que ser cuidadoso con lo que se come, que se coma variado y que lo que se ingiera tenga la menor manipulación y aditivo posible, si en verdad te hace falta algo de lo que careces, pues mejor…pero claro esta…no tomar por tomar.

  11. Hoy en dia, no damos mucha importancia a lo que comemos, nos solemos pasar en exceso y eso luego lo pagamos.

  12. Hola guapa, tienes toda la razón yo no cuido tampoco mucho mi alimentación pero tampoco me gusta tomar esas pastillas. Pienso como tu (aunque no siempre lo ponga en práctica) que lo mejor es tomar productos frescos y de temporada. Un beso

  13. Tienes toda la razon. Un post muy interesante
    Un besazo

  14. Tenes razon, ultimamente este tipo de cosas se han vuelto virales y cuando algo está de moda….ni se molestan en investigar si realmente es bueno para la salud, solo lo hacen por que vieron a algún famoso…lo que daría por tener mi huertita, justo hoy planté unas semillitas de orégano, a ver si en un tiempito ya puedo cosecharlo!

  15. Hola guapa, buena reflexión, a veces pensamos que los milagros existen y no queremos alimentarnos bien, y pensar que las pastillas compensan. No estoy en contra de las pastillas ni nada de eso, pero creo que hay que saber alimentarse bien para estar sano, besos

  16. sin dudas es un post muy interesante muchas veces tenemos que pensar en lo que comemos besos

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Potiholic Blog de Belleza .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.