Un poco de historia cosmética

Hola, potihólicas:

¿ Alguna vez os habéis preguntado cuántos años llevaran en el mercado algunos productos que ya usaban nuestras madres, abuelas o bisabuelas ?

Pues aquí os traigo una pequeña lista con los años de «nacimiento» de algunos potis gloriosos, que aún permanecen en el mercado, algunos copando los mejores puestos. Intentaré ampliar la lista porque me parece un tema muy interesante. Allá vamos:

Bourjois: es con diferencia la casa más veterana de cuantas he encontrado hasta el momento. Se creó hace la friolera de 165 ó 166 años. ¿ Su primer producto ? Los polvos compactos, con el mismo tratamiento térmico de cocción para evitar que se rompan en mil pedacitos. Sí, el mismo proceso que aplican a la mayoría de sus blushes y a muchas de sus sombras.

Nivea: La mítica crema multiuso que dio un pequeño bajón cuando el agujero en la capa de ozono comenzó a hacer imprescindible el filtro solar, va a cumplir un siglo dentro de cuatro añitos. En la actualidad permanece en el mercado, compitiendo con su versión menos grasa, Nivea Soft.

Bella Aurora: Crema hidratante, antimanchas, antiimperfecciones, blanqueante y antiarrugas, creada en 1920. La usaban mi bisabuela y mi madre, en sus fórmulas de fuerza 2 y 1 respectivamente. En la actualidad dispone de una amplia gama de productos, y yo me pregunto ¿ cómo se arreglaban antes, que con una crema tenían para tratar todo ?

Maderas de Oriente: Con sus 85 años a sus espaldas, me cuesta un poco creer que aún siga vendiéndose su colorete. Una vez lo probé y no me gustó nada, aunque en su época debió sre toda una revolución. En su lanzamiento acompañaron al blush los polvos sueltos ( no los he probado, no puedo opinar ).

Chanel Nº 5: Marilyn Monroe le dio la fama, pero esta fragancia con razón me huele a abuelita, pues tiene 80 u 81 años. Uno de los pocos perfumes de Chanel que no me gusta nada, de hecho algunas chicas que trabajan en perfumerías me han comentado que pervive por la fama, y coincidimos en que la casa tiene opciones mucho más interesantes para mujeres jóvenes o de mediana edad. Pero allá cada uno con sus gustos, si una veinteañera lo quiere usar es libre, por supuesto.

Pinaud: Las primeras máscaras de pestañas se aplicaban con un cepillito y el producto venía en tubo. De hecho yo tuve uno de estos tubitos, y con pericia permiten hacer virguerías. Una de las primeras si no la innovadora en España de esta forma de aplicación fue Pinaud, hace ya 75 años. Y mi madre se creía moderna por usarlo en su adolescencia ji ji ji.

Oriflame: Creada en 1967, algunos de los productos lanzados ese año aun se venden, y uno de ellos es un imprescindible para mí. Se trata del exfoliante regenerante para cutis. En esencia es un exfoliante a base de cáscara de almendra, pero en lugar de estar en una base de gel se presenta en forma de crema regenerante con olor a rosas. El resultado es de lo más respetuoso con las pieles sensibles, y deja tal suavidad que me lo aplico también a la delicada piel del escote. Todo un lujazo.

Dior: Por último, mi FETICHE, de mano de mi casa cosmética preferida. El labial clásico Rouge de Dior salió al mercado en el año 1954 y aún se sigue vendiendo la fórmula original. En cuanto a los tonos, van cambiando con los años, pero uno permanece inamovible desde ese año inicial. Se trata del tono 999, un rojo clásico.

¿ Os ha parecido interesante este pequeño repaso a la historia potinguera ? ¿ Conocéis alguna fecha más ? ¿ Usáis alguno de estos productos veteranos ? Ya me contaréis.

Besitos de mapache potihólico 🙂