Propol-mel y su champú 100% natural

 Propol-mel, champú sin sulfatos, enriquecido con própolis y aceite esencial de lavanda.

 Hola, potihólicas: 

 Hoy vengo con un post que le debía a Diana, quien tiene unos problemillas con los champús similares a los míos. Muchas gracia,s Diana, por tu post sobre el champú sólido Squeaky Green de Lush, el cual probaré ;). 
  Como os estaréis temiendo, la cosa va de champúes, esos productos de higiene que ahora nos pintan como aliados en Satán en algunos rincones de la red. Pero los animales se asean, con agua o lodos, los indígenas también se asean empleando fangos y/o plantas con saponinas, ¿ a que viene esa nueva moda de “mi pelo es sagrado, no se toca“? Lo que no voy a discutir es que en el mercado hay productos de higiene, no solo champúes, que resultan muy agresivos para su uso frecuente. Pero no es el caso del champú con própolis de la marca Propol-mel.
  Propol-mel es una delicia para quienes adoramos los productos naturales y en su catálogo dispone, además de productos para la higiene y el cuidado de la piel y el cabello, de caramelos y sprays para el tratamiento natural de afecciones de la cavidad bucofaríngea ( os aconsejo los caramelos, mano de santo ). El propóleo o própolis es una sustancia segregada por las abejas con propiedades antimicrobianas y fungicidas muy superiores a las de la miel, que no es poco. En el caso concreto del cuero cabelludo el propóleo ayuda a combatir la caspa, tanto seca como grasa, purifica el cuero cabelludo y regula el equilibrio lipídico, sin olvidar que cura rápidamente pequeñas heriditas. El resultado es que, al cabo de unas semanas, los problemas de cuero cabelludo mejoran bastante. 
 El champú al própolis de Propol-mel es 100% natural, ecológico y libre de cualquier tipo de sulfato. Como tensioactivo, es decir, como sustancia que limpia el exceso de lípidos, emplea el decil glucósido, un producto de origen vegetal mucho más suave que los surfactantes sulfatados o el propio jabón de glicerina. Este producto, que no agrede en absoluto la piel, está enriquecido con aceites de jojoba, almendra y oliva y con aceite esencial de lavanda. El aceite de jojoba ayuda a aislar el cabello de las agresiones exteriores y le confiere muchísimo brillo, sin engrasar, porque es más bien una cera que un “aceite de toda la vida”, los aceites de almendras dulce y de oliva aportan lípidos y suavidad, y el aceite esencial de lavanda es una maravilla de la naturaleza: suavizante, antinnflamatorio, antimicrobiano y el amigo por excelencia de las pieles sensibles ( salvo en el caso de las personas que son alérgicas a la lavanda ).

 La proporción del aceite esencial de lavanda en el champú de Propol-mel es del 1%, muy superior al de otros productos similares del mercado. Habrá a quien el 1% le pueda parecer poco, pero cuando se emplean tratamientos naturales con lavanda suele emplearse un 2.5% si va a ser absorbido. Os aseguro que el producto huele a lavanda, mezclada con el toque ácido y tan particular del própolis.
 Pese a todo, a este champú yo le he encontrado ventajas pero también inconvenientes, que paso a detallar a continuación:
 –  La primera ventaja es que al cabo de unas semanas los problemas del cuero cabelludo se suavizan bastante, cosa de agradecer. 
– Además deja el cabello con un brillo increíble, pareciera que hubiera usado un sérum de silicona. 
– Su base limpiadora es tan suave que no agrede en absoluto la piel y puede usarse tan a menudo como se desee.
– Pero al ser tan suave, no me permite aplicarme aceite de almendras dulces media hora antes de lavarlo, a modo de mascarilla capilar natural, porque se me queda el cabello sucio ( aunque lleve aceite de almendras dulces, me gusta darle un plus ). 
– Pese a dejar el pelo brillante y precioso, a mí que tengo el cabello seco me duraba menos tiempo limpio, y como en los meses fríos debo usar secador, pues me resultaba latoso. 
– Todos los productos capilares que incluyen aceite de jojoba me desesperan si intento hacerme un brushing, porque hacen que el cabello tarde más en quedar completamente seco. 
– Se recomienda consumirlo antes de tres meses desde su apertura, aunque por su textura líquida no es problema. Lo indico sólo para que tengáis en cuanta que cuando se abre se debe seguir usándolo. 
 Hay otra característica que puede sorprender en el champú al própolis de Propol-mel, y es que apenas hace espuma. La espuma no limpia, pero en España la gente prefiere productos muy espumosos. A mí personalmente me da igual por lo dicho, no es indicativo de nada más que de la cantidad de detergente que lleva un producto.
 Este producto puede adquirirse on-line en la tienda de la propia web o en tiendas especializadas como es el caso de Naturisimm en Oviedo. El precio varía entre los distintos puntos de venta, pero siempre está comprendido entre los 8 y los 11 euros ( conviene mirar si hay que pagar portes, si hay ofertas, etc ). El único tamaño de venta es el de 250 ml.
 Una opción muy interesante tanto para quienes desean lavar el cabello con frecuencia sin agredirlo, como para quienes tenemos problemas varios con el cuero cabelludo. Yo repetiré en cuanto pueda dejar secar el cabello al aire, me encanta el ritual de lavar la cabeza pero no el del uso del secador.
 Besitos de mapache potihólico 🙂

9 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Hola guapa!
    Este champú debe ir genial porque el propolis es muy bueno!

    un beso

  2. Ufff, Inma, me ha matao un poco que tarde más en secar.
    Lo que si he sacado en claro es que fijo que va guay porque no lleva sulfatos… ya leí hace poco a otra chica que probó a utilizar sin sulfatos y le empezó a mejorar todo. Hay mucha gente que ha comprado en iherb champús de este estilo pero aun me pierdo bastante con esa página.
    El de lush ayuda pero no mejora del todo eh? ten en cuenta eso porque si tenemos el pelo y el cuero cabelludo parecido.

    Un besote y gracias por la reseña.

  3. Bueno, bueno, bueno… qué pinta tiene! aún y todo con los inconvenientes que comentas creo que vale la pena tenerlo en cuenta… apuntadito queda! 🙂

  4. Gracias por informar.. este champù està genial..es verdad q no hace casi espuma pero deja el cabello limpio, suave y luminoso que es de lo que se trata..Aquì lo vendemos a 8 €.

  5. Pues pinta más que interesante 🙂

  6. Inma!! yo lo tengo graso…como que no le va,verdad? si a ti se te ensucia antes,a mi no quiero ni pensarlo…

  7. Este champú pinta muy bien, gracias por la review, muy descriptiva y aclaratoria.
    Por cierto, estoy de sorteo en el Blog, pásate y échale un vistazo.

  8. Me encanta la lavanda, todas las noches me pongo una gotita de aceite esencial en la almohada y me ayuda muchísimo cuando tengo periodos de estrés y nervios.

    Aunque el pelo dure poco limpio, suena tan bien el resto de efectos que deja en el pelo que dan ganitas de probarlo.

    Besines.

  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Potiholic Blog de Belleza .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.