Os recomiendo un producto y una tienda on line

Gel de baño Lida, con glicerina vegetal. Gel de ducha que se puede usar como champu. Dónde comprar Lida.

 Hola, potihólicas:

 Ayer me encontraba curioseando en uno de las dos herboristerías on line donde compro habitualmente, Los Austrias, y me llevé una grata sorpresa al ver que habían incluido en su catálogo un producto que ya consideraba imposible de conseguir. Hablo del gel de ducha bio a la glicerina con lavanda y té verde de la marca Lida. 
gel-lida-lavanda-te-verde

 La manera de conocer este gel no pudo ser más fortuita. Durante las navidades pasadas no, sino las anteriores, un día vi desde el bus que en una perfumería vendían paletas de 98 ó de 108 sombras por 10 euros. Tenía prisa, luego no le bajé. Pero un amigo mío vive muy cerca de ese establecimiento y le llamé para preguntarle si por favor podía acercarse esa tarde y cogerme una, pues me imaginaba que duraría poco. Eso sí, que mirara que hubiera colores variados, si eran todos de una gama pues nada.
 A los pocos días quedamos para tomar un café y vino con la bolsa de la perfumería que incluía la compra y dos minopetacas de este gel de Lida. «Me los regalaron con la compra» me dijo, y aunque insistí en que se quedara con uno no quiso. «Ummm… te encargo una compra de 10 euros y te dan regalos, ¡ voy a tener que utilixzarte como piticamello más a menudo !».
Por aquel entonces andaba bastante desesperada buscando un champú para mi problema de caspa seca y cuero cabelludo sensible, pues el único que me funcionaba me dejaba el pelo fatal. Mis logros más esperanzadores consistían en añadir a anticaspas suaves dos gotas de aceite esencial de lavanda y otras dos de aceite de árbol de té por la cantidad de champú equivalente a un lavado. Y recordé aquel gel de glicerina, 100% incoloro y sin perfumes, que un dermatólogo me había recomendado para usar tanto en la ducha como para aplicar en el cuero cabelludo.
 Este gel de Lida era, como aque que dejaron de fabricar hace muchos años, 100% transparente, incluía glicerina y su aroma era suave y natural ( ahora no me atrevo a asegurar que no llevara algo de perfume, creo recordar que no, pero como no soy alérgica a los perfumes pues no me fijo mucho ). La lavanda siempre ha sido mi gran aliada en los productos de higiene, y el té verde posee propiedades calmantes en pieles irritadas. No era un champú, no llevaba activo anticaspa pero pro porbar no perdía nada.
 El resultado de aplicar este gel sobre el cuero cabelludo, empleando para medios y puntas ya un champú nutritivo, fue muy bueno. El cuero cabelludo estaba menos seco, el picor se calmaba y en pocos lavados la descamación disminuía como consecuencia de tener la piel más sana. Se trataba de un producto suave que, aunque concebido para otro uso, me iba bien.
Cuando se estaba acabando el segundo botecito fui a aquella perfumería a hacer acopio de dos o tres frascos, cuyo precio ya había consultado on line y sabía que no alcanzaba los 5 euros. Mi decepción vino cuando me dijeron que no tenían el producto. Recorrí un montón de cadenas de perfumerías sin suerte, llegando incluso a escribir a la casa para que me pasaran una lista de establecimientos de mi cuidad donde encontrar este gel en concreto. Pero no había manera: o ya no lo trabajaban, o sólo tenían la otra versión Lida eco de aceite de oliva y no requedo qué más.
 Y ayer, por fin, lo encontré en Los Austrias. Mi madre y yo pedimos algunas medicinas naturales un par de veces al año, para aprovechar y superar los 55 euros y así no pagar portes. El servicio y la atención al ciente son excelentes, y los plazos de entrega más que razonables ( unos cuatro días ). Dentro de un par de meses nos tocará hacer pedido y pienso pillar tres o cuatro frascos, en vista de que encontrarlo en Oviedo parece tarea imposible.
 Y he decidido contaros esta anécdota por si a alguien le puediera ser de utilidad. 
 Besitos de mapache potihólico 🙂