Me he pasado al lado oscuro ¡ y a lo grande !

Hola, potihólicas:
Dicen de mi que a veces parezco extremista. No lo soy, lo que sucede es que cuando me cuesta tomar una decisión, cuando me he decidido voy de cabeza, no me vaya a arrepentir. Y eso es lo que me ha pasado con el Circus Confetti de Essence y con su primo que vive en un bazar chino. Los tenía en casa desda hace tiempo, pero no me atrevía a estrenarlos, así es que en un alarde de valor estrené ambos junto con un top coat también de Essence que me ha enamorado.

<span class=

El top coat tiene un nombre cursi como pocos, Mystic Mermaid, y vuelve metalizado ultraliminoso cualquier color, gracias a su micropartículas plateadas. Me ha gustado tanto que si lo vuelvo a ver pillo otro de repuesto, y a ser posible también me traeré a su hermanito dorado.
En cuanto a los putiuñas…no me acabo de ver. El primer día me veía rarísima, y encima en menos de 24 horas tenía algún desconchón que intenté tapar para la foto. ¿ Vosotras usais top coats con los putiuñas ? La culpa también podría ser del esmalte azul noche de la colección 50’s Girl, pues en ocasiones la marca Essence saca algún esmalte en edición limitada que da pena, aún recuerdo una de la EL Eclipse, Crepúsculo o como se llamara.

<span class=

Comparativa entre Circus Confetti y su clon, ambos con Mystic Mermaid en puntas

Al día siguiente, con un vaquero azul similar en intensidad al tono de la parte metalizada, me veía menos rara, pero ya un vecino exclamó: «¡ Anda, vaya uñas ! ¿ Son tuyas ?» . Le tuve que explicar que sí, que eran mías, y que el efecto se conseguía porque ahora hay todo tipo de esmaltes. No se quedó muy convencido jajaja.
Para rematar, hoy mi abuelo me coge la mano, mira de cerca y me espeta: » ¿ Qué ye, oh ? ¿ Ahora llevas uñas de mentira ?» Y yo ya alucinada le contesté: «no, son las mías, es que me divierto decorándolas como si fueran un cuadro». Puso cara de «esta cada día está peor, a qué rama de la familia habrá salido». Ejem
Está claro que usar putiuñas te impide pasar desapercibida. En cuanto a la comparación entre el putiuñas europeo y el asiático FABRICADO EN ESPAÑA, a riesgo de que me apedreen algunas y otras me veten sin más, os diré que, salvo por el olor, creo que me gusta más el «cutre». ¿ El motivo ? Tiene más dorado, más purpurina fina y ya puesta a dar el cante, pues cumple mejor su función. Además sus colores combinan bien con el verde, para un look navideño total, y con el rojo, color que uso bastante.

<span class=

Me veo rara…

Eso es todo, algunas querían fotos del momento y aquí las he subido.
Besitos de mapache potihólico 🙂