Cositas Buenas: introduccion y review del balsamo de propoleo

Hola, potihólicas:

Se acaba el verano y volvemos a la rutina. A mí se me hace más llevadera mimándome, siendo indulgente, ¿ y a vosotras ? Si es así, permaneced atentas a reviews venideros sobre los aceites de una marca española ecológica y económica llamada Cositas Buenas

Cositas Buenas
La casa Cositas Buenas trabaja sólo con ingredientes de calidad y cuenta con los certificados IMO y BDIH, además de adquirir materias primas procedentes del comercio justo y ser, por supuesto, una marca cruelty free. Además es una de estas casas cosméticas que ofertan productos 100% naturales, donde todo ingrediente está ahí por algo.
Hoy voy a hablaros de su bálsamo de propóleo, un producto que se ha convertido en imprescindible para mi ¡ y para mi perro ! El propóleo o propolis es una sustancia producida por las abejas y es un antibiótico natural. Sus beneficios se aprovechan tanto por su consumo por vía oral como mediante la aplicación local sobre pieles dañadas o pequeñas heridas.

miel-propolis-propoleo

El bálsamo de propóleo de la marca Cositas Buenas tiene la siguiente formulación: aceite de oliva, aceite de almendras dulce, propolis, cera de abejas, aceite esencial de palo de rosa, linalool y limoneno, procedentes estos dos últimos del aceite esencial. Por su composición es un producto carente de toxicidad y por ello se puede usar para curar problemas en la piel de las mascotas sin temor, si se lamen y lo tragan no les va a pasar nada. Yo lo he usado con Xi Wang cuando le salió un forúnculo, tras la limpieza de la zona, aplicando un poco de producto con un bastoncillo de algodón.
También lo uso en mí misma para tratar y ayudar a que cicatrice antes cualquier heridita, desde grietas labiales hasta algún grano con el que me pelee. Lo que me ha sorprendido más es lo bien que va si se aplica tras la depilación en una zona tan dada a la foliculitis como son las ingles. La textura es peculiar, pero el producto funciona.
balsamo-propoleo-cositas-buenas Parece un botecito de confitura 🙂
Respecto a la textura debo advertiros, el producto es un líquido espeso, más un ungüento que un bálsamo, y hay que tener cuidado. El día que abrí por primera vez el frasco, se me derramó parte del producto. Es que si uno no se fija mucho, como se adhiere muy bien a las paredes del recipiente de cristal, no se aprecia la fluidez real.
Y aunque el tacto es untuoso, posiblemente por su contenido en aceite de oliva, el ingrediente mayoritario, lo considero pecata minuta. Para aplicar sobre los labios, si soy sincera preferiría una fórmula con más cera de abejas, pero reconozco que para tratar la piel dañada, se extiende mucho mejor así.
Al margen de los beneficios del propóleo, el aceite esencial de palo de rosa contribuye al cuidado de la piel dañada por sus propiedades antisépticas, antiinflamatorias y regenerantes. Y como curiosidad, el producto ofrece un olor que recuerda al limón, es como la seña de identidad de muchos productos de Cositas Buenas.
¿ Por qué digo que es muy económico ? Porque su precio, de 10.20 euros como podéis ver en la web, es el más reducido que he encontrado en productos de este tipo. Existen varias recetas para preparar un bálsamo de propóleo, incluyendo o no aceites esenciale,s más o menos cera para espesar y actuar como antiséptico y aislante del medio, etc.
NOTA: Hace unos meses la web de Cositas Buenas andaba con algunos problemillas. Si os da fallos, el mail de contacto es info@cositasbuenas.es
Besitos de mapache potihólico.