L’OREAL ELVIVE CUIDADO DESENREDANTE

¿ A quién con melena larga no se le enmaraña un poco el cabello entre lavados ? Los serums y demás productos suelen engrasar, por suerte mi cabello en seco, pero siempre he añorado algo menos pesado para cuidar mi melena extralarge entre lavados.Y ME LO REGALARON. Sí, al completar mis datos en la web de una revista, fui agraciada con ser una de las primeras personas en probar uno de los nuevos sprays desenredantes de la casa Lóreal.

El mío es como el de la foto pero con la tapa amarillita, y es de la línea liso-sedoso, con proteínas de seda, indicado para cabellos lisos o algo ondulados.Lo novedoso del producto es que es un líquido ligero, acuoso diría yo, y no graso. En un envase enorme, de 200 ml, con vaporizador incluido y frasco rellenable.


Con un poco de producto basta, porque le vaporizador lo distribuye muy bien. Por eso lo llevo usando desde el verano y aún me queda algo.El producto sirve para usar como acondicionador y desenredante tanto en seco como en mojado, aunque al ser un líquido tan ligero y nada resbaladizo en mojado no tiene tanta eficacia.

Con el cabello seco el efecto es espectacular, porque lo deja suave, brillante y sin un nudo, casi como recién secado con secador y cepillo, y con un aroma muy agradable, algo frutal y algo sintético. Imagino que olerá a la línea de los productos de la misma gama, pues hay sprays desenredantes de diversos tipos.Siguiendo con su uso, me aplico como 5-6 golpes de vaporizador y paso el cepillo, de medios a puntos. El producto tiene un ligero efecto facilitador del peinado, y según la etiqueta, un efecto antiencrespado de 48 horas. Tanto como 48 horas yo no le noto, pero sí 12 horas en circunstancias muy adversas ( léase la fina lluvia del norte ) o 24 horas en condiciones normales.

Con su uso diario apenas se nota que cargue el cabello, que lo ensucie, aunque, repito, mi cabello es seco. Yo me lo aplico aún así en medios y puntas, no en las raíces.El precio del producto ronda los 4 euros, y los 200 ml duran y duran y duran.

Besitos de mapache potiholico 🙂