Lila Cosmetics y su crema facial antiarrugas

Opinión sobre la marca de cosmética ecológica Lilà Cosmetic.

Hola, potihólicas y potihólicos:

 ¿ Os gusta el aloe vera ? ¿ Y la cosmética ecológica ? ¿ Preferís las texturas ligeras ? Pues entonces casi seguro os encantará la marca Lilà Cosmetic, una empresa que ofrece productos cosméticos y de higiene con sello Ecocert, a precios muy asequibles y con un plus muy interesante. Y es que, en lugar de agua, Lilà Cosmetics emplea jugo de aloe vera para elaborar sus productos, siempre de textura ligera.

lila-cosmetics-crema-facial-antiarrugas

A mí me encantan los aceites vegetales ligeros, como el de avellana, y las cremas untuosas pero reconozco que en verano apetece algo más liviano. Una opción para mi gusto es al crema Celestial de Lush y otra es la crema antiarrugas de Lilà Cosmetics. Ambas son buenas para pieles normales y sensibles, ambas tienen una textura bastante ligera y las dos poseen un aroma muy agradable ( a vainilla Celestial y a manzana verde Lilà ). Pero la crema facial de Lilà se presenta en un cómodo e higiénico envase airless y, pese a ello, resulta más económica. Lo de antiarrugas se debe a que está pensado para retrasar la aparición de las mismas, no porque tenga efecto tensor.

 Además del aloe, sus más destacados principios activos son el aceite de argán y el de rosa mosqueta, muy regenerantes pero no iguales en su composición, junto con el ácido hialurónico, molécula presente en las células de la piel. Acido hialurónico y gel de aloe tienen en común su gran capacidad para “retener” agua. Pese a su textura ligera, esta crema facial incluye agentes humectantes como la glicerina, y activos ricos en vitamina E, antioxidante y antienvejecimiento, como el aceite de girasol.

 Lo curioso del producto es que deja la piel incluso un poco mate ( mi piel es normal ), pero no tirante. No uso aloe vera puro porque es demasiado astringente para mí, por ello vengo empleando desde hace tiempo el aloe vera de D’Herbós, enriquecido con un poco de aceite, lo suficiente para que no me de problemas.

 La diferencia entre estos aloes enriquecidos y la crema facial a base de jugo de aloe es que la segunda es también nutritiva y deja la piel suave al tacto. Un inciso. Lilà tiene una crema de manos con el mismo envase que la crema facial antiarrugas y una etiqueta casi igual. Si os confundís como me pasó una vez, notaréis la cara un poco pegajosa pero nada más. Yo estaba preguntándome cómo podía ser ese cambio, hasta que me digo “¿ no habré cogido el envase que no es?” y bingo.

  El precio de la crema facial antiarrugas es de 12.50 euros, 50 ml de producto en envase airless. Es cierto que no cunde tanto como una crema sin agua ni aloe, de las untuosas que me gustan a mí, pero también hay que reconocer que tiene un precio similar al de muchos productos similares elaborados a base de parafinas y siliconas. Este producto es 100 % natural y posee certificación Ecocert. ¿ No os parece que está a muy buen precio ? La única pega es la de casi siempre en cosmética bio, que no incluye filtro solar.

 Otro día os hablaré de la crema de manos que se disfraza de hidratante facial, y de algún producto para el cabello, de nuevo a base de aloe vera ( un concepto nuevo para mí ).

 Besitos de mapache potihólico 🙂