Fidelidad

Hola, potihólicas y potihólicos:
Hoy me gustaría preguntaros si os consideráis consumidores fieles, pues veo cosas en muchos blogs de belleza que me descolocan. Como siempre, la primera en mojarse seré yo contestando a la pregunta planteada. Sí, soy muy fiel a los productos que me van muy bien, bastante fiel a los que me gustan aunque me permita alguna infidelidades y completamente infiel a los que ni fú ni fá. Si vamos al mundo de los perfumes, siempre está mi gran amor y una serie de amantes favoritos. Después, para diario, coqueteo con unos cuantos «yogurines» de menos intensidad. Y en cuanto a los esmaltes de uñas, corramos un tupido velo porque reconozco que lo mío no es normal.

El caso es que siendo una consumidora bastante fiel no deja de sorprenderme leer que algo es lo mejor que alguien ha probado en su vida, pero al cabo de dos meses lo mejor es lo mismo pero de otra marca. Cuando comenzamos a invertir en cosméticos o en maquillaje hay temporadas que ocurre eso, una prueba algo mejor a lo que está habituada y cree haber encontrado la panacea, luego tiene ocasión de probar otra cosa y se da cuenta de que estaba equivocada, y eso lleva a perseguir la excelencia en algunos casos.
 Pero cuando una ya tiene un bagaje, como nos sucede a la mayoría de las blogueras y blogueros de esta temática relacionada con la estética y el cuidado de la piel y el cabello, se me antoja poco fiable el criterio de alguien muy veleta. Creo que todos sabemos más o menos qué podemos esperar de una marca low cost, de una de gama media y de una de alta gama. Pero mi pregunta es, si tan bien te va ese producto ¿ por qué lo cambias ?
 En mi caso pruebo muchos productos para el cuidado de la piel atópica y sensible, pero siempre mantengo mis preferidos. Y en muchas ocasiones el tener que testear tanto se debe a que han retirado del mercado justo ése que me iba tan bien, a que me cueste encontrar puntos de venta o a que pienso que un producto que se comercialice en mi país puede ofrecerme lo mismo que el que estoy usando y pidiendo fuera de la Comunidad Europea, con el problema que supone por los portes y el miedo a las aduanas.
 En otras ocasiones surgen nuevas necesidades, cuando uno ya ha controlado, pongamos, la piel mixta entonces quiere mejorar la luminosidad. Somos así y me incluyo, pero sigo sin entender esos flechazos mensuales.
 En el tema del maquillaje también soy fiel, salvo con los esmaltes, pero ya me callo la boquita porque entiendo que casi todas las que disfrutamos maquillándonos tenemos más de lo que necesitamos, porque nos gusta tener todos los colores del mundo mundial en sombras de ojos para hacer el look que nos de la gana, aunque luego igual nos siente como una patada. Somos débiles, caprichosas, y las empresas lo saben y lo aprovechan. Si no, ¿ a qué vienen tantas ELs ? Es por la inmediatez de «o me lo llevo ahora o no lo tendré nunca, volará, se agotará, arrrrggg». Que conste que con las ELs me controlo bastante bien, pero he sufrido ese remolino de pensamientos en alguna ocasión, como muchas de vosotras.
 Y como me consta que quienes aguantáis mis tostones en este blog tenéis un perfil de consumidor en general más exigente que la media, me muero de curiosidad por saber hasta qué punto sois fieles o no a vuestros cosméticos, productos de colorido y del cuidado capilar preferidos. ¿ Nos lo vais a contar ?
 Besitos de mapache potihólico y bastante fiel, aunque a veces eche una cana al aire 🙂
votar

22 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Yo en lo que a tratamiento se refiere (limpiador, crema hidratante, desmaquillante…) soy completamente fiel, ya he encontrado lo que me va bien así que paso de probar suerte con otras cosas. En colorido me ha costado situarme y reconozco que he dado muchas vueltas, pero ya he encontrado las marcas por las que me muevo mejor así que ahí me quedo. Sin embargo, mi asignatura pendiente es aún la base de maquillaje perfecta, cuando dé con ella no pienso cambiar 🙂
    Muakss

  2. Pues nos has metido en un tema comprometido. Yo creo (y digo creo, porque me puedo equivocar) que nunca he probado nada que sea "lo mejor que he visto", así que generalmente soy bastante veleta a la hora de comprar productos.
    Por supuesto y como todas, tengo productos con los que repito una y un millón de veces, porque me van mucho mejor que otros, o me resultan prácticos o simplemente me encantan: el kit de dermoabrasión de Mary Kay, unos determinados algodones, un bálsamo labial que me ha sacado de más de un apuro o mi tratamiento para pestañas de cabecera.
    Con lo demás, mayormente voy probando y de vez en cuando me encuentro joyas con las que repito 3 o 4 veces, pero te confieso que me encanta la novedad e ir probando cosillas nuevas. También te digo que todo esto, me lo puedo permitir porque tengo una piel a prueba de bombas, con pocas necesidades (más allá del exceso de grasa en algunas zonas) y que no requiere de cuidados muy específicos.
    De lo contrario, otro gallo cantaría…
    Un besazo! Y gracias por estas entradas que tanto nos hacen reflexionar.

  3. Me reconozco infiel en muchos productos, tales como labiales, sombras, aunque recurro a las que se que me van a funcionar. Pero si es verdad que a una se le antoja todo, y quiere probar cosas nuevas en tema de cosmética.

    Pero, para la piel si soy fiel, suelo usar la misma limpiadora de hace años, me va muy bien, las cremas lo mismo, siempre tengo esas dos marcas que me van bien, en eso soy fiel.

    Cuando uno prueba algo nuevo le parece lo mejor, cuando prueba otro producto nuevo le parece lo mejor, y eso esta bien, lo que no me parece normal es que si tal paleta de ojos era tan genial, que al cavo del año sea un asco ¿¿?? Lo de las colecciones y ediciones limitadas, las marcas son muy listas, y saben que tal colección de tal marca si pone " edición limitada" Volaran los productos, y encima lo pagaran al doble de su precio, en fin…

    Suelo ser fiel en el cuidado de la piel, lo demás , no tanto..

    Besos:)

  4. Yo hay productos a los que soy muy infiel, pero porque no encuentro ninguno del que pueda decir "es el mío".

    Pensaba ser fiel a mi actual base de maquillaje, hace poco me probé otra y mi marido dice que me ve mejor… ahora qué hago, jajajajaja.

    Yo si encuentro un producto no lo cambio, pero el problema es encontrarlo

  5. Muy interesante, Inma. Yo me considero bastante infiel… y te digo porque, siempre tengo ahí la espinita de que algo irá mejor. Aunque a la vez este cambio de marcas me suele hacer ser más crítica y sacar más pros y contras a todo. En cuestión de tratamiento quizá si sea más fiel a ciertas marcas y productos, aunque intercale con otros vuelvo a ellos (o volveré), pero también es cierto que si me envían algo para probar lo usaré hasta terminar, a no ser que me vaya pésimo. En cuestión de aceites capilares, por ejemplo, siempre vuelvo al oro fluido, con maquillaje, bases etc, me encanta ir probando aunque tengo algún que otro básico qu eno cambio por nada.
    Creo que a la hora de mirar un poco quizá la fiabilidad habría que mirar la cantidad, puesto que es imposible igual gastar 30 bases al año o cosas así.

    Un besote!

  6. A lo único que soy infiel es a las máscaras de pestañas, a las sombras y a los esmaltes. Siempre tengo más de los que necesito y me gusta probar diferentes marcas, texturas y precios.
    En cuanto a cuidados faciales soy fiel al desmaquillante únicamente,ya que con el formato que utilizo me va bastante bien y ahorro un dinerito para otras cosas…La crema de tratamiento la suelo cambiar, aunque después siempre vuelvo a repetir las que me van bien, por aquello de que la piel no se acostumbre a la misma crema…
    Los perfumes si he de decir que peco algún verano que otro, pero siempre tengo mis dos perfumes de toda la vida en el armario.
    Supongo que a la mayoría de las consumidoras que nos encanta este mundillo nos gusta probar cosas nuevas sino sería muy aburrido, ¿A quién no le gusta probar cosas nuevas?

  7. No soy nada fiel, no tengo un euro y voy a lo barato. Para qué mentirte :p

  8. Pues yo en cuanto a los perfumes soy completamente fiel, pero esto se debe a que no me gusta casi ninguno y cuando encontré los mios, uno de verano y otro de invierno ya no los cambio.
    Para el tratamiento si encuentro algo que me vaya bien le soy bastante fiel y aunque pruebe otras cosas siempre vuelvo, para el cuerpo voy variando más la verdad.
    Y para el maquillaje, como estoy en transición hacia lo bio, pues voy probando según se me van acabando los productos para ir conociendo los que me van mejor.

  9. Que interesante 🙂 pues yo soy bastante infiel en cuanto a esmaltes por ejemplo xD me guío más por el color que por la marca, para las sombras por ejemplo sí que hay ya algunas marcas (de las que puedo permitirme) que me gustan mucho; me gusta cambiar de bases y bb cream porque aun no he probado muchas y no he dado con la mía.
    En productos corporales sí que soy más fiel; y en los faciales en cambio voy probando y probando porque tampoco he dado con algo que me vaya genial y porque la piel va cambiando…
    Así que en general soy infiel porque al no haber dado con aquello que me enamore y al haber tantos productos y marcas por descubrir me gusta ir probando! aunque si diera con algo que me maravilla no lo cambiaría claro 🙂

  10. Pues me declaro una veleta total, seguramente porque no he encontrado el producto definitivo, el que me haga decir "esto está fabricado pensando en mí". Tengo mis predilectos, los que siempre vuelven a aparecer en algún momento, que cada cierto tiempo vuelven a ocupar su puesto en el tocador, pero de momento no he firmado fidelidad absoluta con ninguno.

    Tal vez por eso nunca he escrito un post de favoritos ni nada similar, porque variaría tanto cada vez que no creo que sea cierto llamarlo "favoritos", si me planteara escribir sobre este tema tal vez sería mejor llamarlo "los más usados de este momento".

    Besines.

  11. Yo soy infiel, lo confieso; pero creo que será porque no he encontrado mi producto perfecto. Me puede ir bien, me puede encantar, pero siempre hay algo que mejorar (tanto en mi piel como en el producto) algo que cambiar y que me hace mirar otras marcas, aún a sabiendas que no existe el producto milagroso y que la mayoría no cumplen lo que prometen.
    Por ese motivo cada vez busco más componentes naturales de los que conozco el efecto que van a tener en mi piel, y porque confío en que en el momento de dejar de usarlo no me aparezca el efecto rebote al que tantas veces he tenido que hacer frente.

    Un beso

  12. Hola, Gnaze:

    Llevo unos días que no paro, hasta hoy no he tenido tiempo a comentar con calma. Vea que todos somos parecidos. Milagros, como las meigas, haberlos haylos, pero siempre que asumas que requieren constancia. Al menos yo llevo un par de años con la dermatitis atópica del rostro completamente controlada, y mira que había probado cosas. A cambio sólo debo ser fiel y aplicarme una vez al día ( los primeros meses dos ) las cremas de MuLondon, por eso no dejo de mencionarla, porque en mí han logrado lo que muchos dermatólogos no pudieron conseguir.

    Si por milagros hablas de lo que de un día para otro te da buen aspecto, claro que hay efecto rebote. Con los productos naturales lo que sucede es que, si los dejas y estabas tratando algo crónico, vuelves lentamente al punto de partida, pero no te quedas peor que antes. No obstante, hay cosas que se curan o atenúan para siempre, como por ejemplo pequeñas cicatrices recientes si las tratas tres veces al día con rosa mosqueta, a veces no dejan ni rastro y otras es una manchita de nada.

    Hice un post sobre el efecto rebote de algunos productos, te dejo el link por si te interesara echarle un vistazo: http://potiholic.blogspot.com/2012/12/efectto-rebote.html

    Besitos de mapache 🙂

  13. Hola, Mirian: Bueno,es normal que mientras no encuentres tu alma gemela potinguera uno siga buscando, al menos a mí me lo parece. Por lo que en tu caso o eres infiel, sino que no ha aparecido el poti adecuado en tu vida ( esto degenera a una novela rosa ). A mí lo que me extraña es el caso de la gente que. cuando lo encuentra, no repite su compra, ni se hace fiel, sigue y sigue probando. Y yo me pregunto ¿ y para qué, si ya tenías lo que buscaba ? No hablo de probar muestras o productos que vinieran con otro, sino de ir a propósito a por, por ejemplo, otra máscara de pestañas porque ha salido nueva al mercado.

    Pero bueno, cada uno es cada uno.

    Besitos de mapache 🙂

  14. En esmaltes, esto…¿ podemos correr un tupido velo ? Yo lo reconozco, lo mío con los esmaltes no es normal. Niños y niñas, no hagáis caso a quienes os dicen que se necesitan 100 esmaltes, es una ilusión de su mente… creo.

    Y tú como Mirian, no eres infiel, es que aún no has encontrado el poti de tu vida ( se va a quedar esto como una expresión lapidaria, ya lo verás XD ).

    Besitos de mapache 🙂

  15. Somos parecidas, mospotinguesbio. Yo también quiero ir pasándome al maquillaje bio, pero como no puedo verlo en un stand y soy muy maníatica, aún no me he atrevido. Ojalá pusieran puntos de venta físicos, para saber al menos qué tonos nos van.

    Besitos de mapache 🙂

  16. Hola, Montse:

    Se puede ir a lo barato y ser fiel. Mira, desde que probé Catrice, teniendo en cuenta que de momento nada me ha decepcionado, según acabo algunos productos los cambio por Catrice. Con la base de maquillaje debería ir al punto de venta físico y pedir que me dejaran probar varios tonos y modalidades, en eso no me la juego, pero los coloretes me encantan, sus esmaltes me gustan y una máscara de pestaña que necesitaba ha resultado, para su precio, muy buena. Estaba a punto de volver a comprar Bourjois, pero decidí arriesgarme. Bourjois es mi máscara preferida de máscaras de pestañas, esta de Catrice no es tan buena, requiere más pasadas para un efecto llamativo, pero me ha costado 3 veces menos. No me arrepiento en este caso. Aunque, como te digo, la oportunidad se la día tras ver que todo lo probado de esta marca hasta el momento me gusta.

    Besitos de mapache 🙂

  17. Sí, Makbelous, nos gusta robar cosas y has tocado un punto muy importante: tenemos más de lo que necesitamos. Somos así, yo la primera, pero como nosotras, casi todas las aficionadas a este mundillo. En máscaras solía ser fiel a Bourjois desde hace más de diez años, cambiaba la máscara pero no la marca. Aunque como le comentaba a Montse, Catrice me está gustando tanto que me arriesgué con una de Catrice y, aunque no es tan maravillosa como muchas de Bourjois ( ojo, que no todas las de máscaras de pestañas de Bourjois me gustan ), sí me tiene bastante contenta y me ha costado tres veces menos. Eso sí, la compré cuando necesitaba una máscara porque la anterior no daba más de sí.

    Besitos de mapache 🙂

  18. En eso estamos todas de acuerdo, Mandarinalia, es problema es encontrar ese producto. En cuanto a la base, la decisión es tuya, por supuesto. Yo me fijaría no sólo en el aspecto que me deje sino en cómo le sienta a la piel, hay bases que cuidan la piel y otras que incluso la alteran.

    Besitos de mapache 🙂

  19. Hola, Diana:

    Tú eres chonipija, como yo ( con cariño te lo digo ). Coincidimos también en eso de aguantarnos hasta acabar un producto salvo que de reacción, pero creo que yo soy más fiel. Tras probar Oro Fluido gracias a tí, llegaron a mis garritas de mapache muestras de otras marcas, pero me sigo quedando con Oro Fluido. Tan sólo pequé para probar las tres versiones, Oro Fluido Shine Spray que ya conocía y me encanta, Oro Fluido Elixir que también es un habitual, y el Oro Fluido Sahara, ya para conocerlos todos. El Sahara no me convenció, mi cabello no necesita tanta protección, pero lo voy usando poco a poco, intercalándolo con otros producto para que no se me acumulen residuos en el cabello. Quería conocer los tres, pensaba que el último sería el mejor, y resultó no ser tan adecuado para mi pelo. Para una vez que compro sin testar, voy y meto la pata 😛

    Besitos de mapache 🙂

  20. Hola, Darknesstar:

    Entonces tú eres fiel, es lógico buscar hasta dar con algo que realmente nos vaya bien 🙂

    Besitos de mapache 🙂

  21. Hola, MORGAN:

    Claro, si tu piel no te da problemas y en principio puedes usar cualquier marca, la tentación es mayor. Pero no me parece que seas muy fiel si con tus preferidos repites 3 ó 4 veces, yo suelo repetir hasta que les cambian la fórmula o desaparecen del mercado, aunque en alguna ocasión le dé una oportunidad a otros que creo que me pueden llegar a gustar más. Pero si algo me encanta, sé que me va a seguir encantando dentro de cinco años, aún cuando pudiera descubrir otra cosa que me encante aún más. Yo no paso del amor al odio, como mucho al desencanto y eso de jovencita, que una no tiene tanto "rodaje cosmético".

    Muchas gracias a tí también por compartir tu punto de vista, y besitos de mapache 🙂

  22. Hola, Lunaria:

    Estaba respondiendo en orden inverso y con retraso porque estuve muy atareada estos días y en ocasiones empleando otras cuentas de gmail. Como siempre, tenemos puntos de vista muy parecidos, acabo de comentarle a MORGAN que no paso del amor al odio y que como mucho voy conociendo cosas que me pueden gustar más. Pero si algo me gusta me va a seguir gustando ( salvo un cambio en la piel, o una nueva alergia, lógico ).

    En labiales pruebo mucho porque siendo hidratantes sé que no me van a dar problemas. En sombras creo que todas coleccionamos de manera enfermiza. Y considero, y a eso iba, que en el cuidado de la piel es donde más importante es si no serle fiel a algo, no ser demasiado alocada usando hoy una crema para pieles secas, mañana una pieles grasas y al otro un serum para mejorar la luminosidad, como se ve por ahí.

    Las ediciones limitadas, que levante la mano quien no haya caído en alguna ocasión :P. ¿ No ves que antes había colección de primavera-verano y de otoño-invierno y ahora casi todas las marcas sacan novedades efímeras cada poco ? Eso sí, cuando das con un producto que te encanta y es de una EL da mucha rabia. Me pasó con un par de iluminadores de Essence. Uno me encantaba, fui a por otro y no quedaba. Al cabo de un par de años sacaron otro que era muy parecido, y cogí uno para probarlo y volver al otro día a por más si en efecto era como el otro, que reservaba para ocasiones por miedo a acabarlo. Pues al día siguiente voy y ya no quedan. Menos mal que éste era más grande, y ahora ya no me privo de usar estos iluminadores porque entre ambos tengo para un par de años ( y ya sacarán otro parecido para entonces ji ji ji ).

    Y siguiendo con los iluminadores y los comentarios cortos XD, el primer iluminador en polvo que compré en mi vida fue vital para mi. Estaba extremadamente delgada y con él conseguía disimular un pco la delgadez en la cara ¡ y hasta en los fotos ! De aquella no estaban tan de moda las EL, de hecho cuando se estaba acabando fui a comprar otro, y me dicen que lo han retirado. Ahí comenzó mi andadura buscando un iluminador que me ofreciera lo mismo, y no lo encontraba. Gasté no se cuánto dinero. Al final, con los años fui ganando peso, pero JAMAS he encontrado un producto igual Ahora no lo necesito, pero de aquella era un alivio que menos gente te soltara aquello de "¿ por qué no comes ?", cuando comía como un paisano hecho y derecho.

    Besitos de mapache 🙂

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Potiholic Blog de Belleza .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.