Experimentos con las uñas, el mapachito y un pavo real

Manicura pavo real y manicura con un mapache.

Hola, potihólicas:

El otro día me disponía a estampar mapachitos en las uñas al atardecer, pero como la elección de colores no fue muy acertada, decidí llenar las uñas de experimentos, y esto es lo que salió. Aclaro que lo que llevo no es una francesa inversa, sólo trata de ser un prado con un cielo al atardecer.

En primer lugar, cómo no, el mapachito :D. Este que está sentadito en la hierba se ve bien, pero los otros que se sentaron más abajo de en la colina verde no se apreciaban tanto, pues el trazo negro es muy finito.

Como podréis ver, tiene hasta bigotes ji ji ji

Y después probé cómo quedaría el pavo real de una de las placas Bundel Monster. Me sorprendió gratamente el resultado, aunque el pavo, con su cola sin desplegar, es muy grande, requiere uñas largas. Se estampa con mucha facilidad, no como su amigo el mapache.

¡¡ GLU GLU GLU GLU !!

Y para finalizar, probé a estampar dibujos gruesos con esmaltes YesLove, de venta en bazares chinos. El resultado es bueno, aunque se rebaje la intensidad de color. Os muestro un trébol hecho con un tono verde manzana. Lo ideal sería emplear tonos sangre, chocolate, azul muy intenso, o el mismo verde del prado de este paisaje de manicura. No intentéis estampar dibujos de trazo fino con YesLove porque se secan con rapidez y no da tiempo a sacar el trazado perfecto. Para muestra, las estrellas que acompañan al mapachito, la gruesa salió, pero la fina se quedó «partida».


Nada más, aquí termina esta entrada breve y un poco tonta. La próxima semana, o este finde si el portátil moribundo resiste, os llevaré de compras de manera virtual por Oviedo, todo 100% natural y muy sano. ¿ Os apetece ?

Besitos de mapache potihólico 🙂