Energy C Cream, de Etre Belle ( Review )

Hola, potihólicas:

Hoy vengo a hablaros de una de las cremas de la línea Energy de Être Belle. Llevaba una temporada con la piel apagada, algo que suele pasarme al comenzar el otoño y también cuando estoy sometida a mucho estrés o tengo gripe. El caso es que el producto que yo usaba en estos casos dejó de fabricarse y empecé a buscar. La solución la he encontrado en otro cosmético similar al que empleaba, también rico en vitamina C microencapsulada, en esta ocasión de la marca Être Belle.

 La crema Energy C es una emulsión de textura bastante ligera aunque a la vez yo le noto efecto nutritivo. He probado el producto por minitallas, por lo que no he podido consultar la lista de ingredientes y sólo puedo contaros cómo me ha ido a mí. Lo que sí se indica en la web es que el producto contiene aceite de geranio, algo que me ha sorprendido porque su olor a cítricos es bien diferente y porque, como señalaba, yo le noto un cierto poder de nutrición cuando el geranio suele emplearse en tratamientos para pieles grasas.
 Pese a que recomiendan aplicar el producto de día y de noche, yo lo he estado aplicando sólo por las mañanas para no romper mi rutina MuLondon. La crema Energy C de Être Belle incluye un filtro solar IPS6, insuficiente para mi gusto, pues los dermatólogos recomiendan emplear a diario un factor 15 durante todo el año. Además, y esto es importante, tanto la vitamina C como algunos aceites esenciales pueden producir manchas temporales en la piel si no se aplican con un buen filtro solar, por lo que tras el producto me aplicaba un protector con filtro más elevado. Aprovecho para recordaros que los filtros no son aditivos, aunque desconozco la fórmula que indique el factor de la mezcla.
 La vitamina C es uno de los principios activos empleados para aportar luminosidad a las pieles apagadas porque ejerce una acción refinadora, realiza una especie de exfoliación suave pero continuada, aunque no mecánica ( no hay que frotar ). No sé si es adecuada para pieles sensibles o no, el caso es que sí sabía que a mi piel no le hace ningún daño aplicar en tratamientos puntuales dosis elevadas de vitamina C. El hecho de estar microencapsulada permite en principio protegerla de la oxidación ( lo del zumo de naranja y las vitamina no es una leyenda urbana ) y además se supone que facilita la difusión del principio activo, aunque todo va a depender del calibre de la microcápsula rellena de la enzima vitamina C.
 Con tan sólo una semana de tratamiento ya se había esfumado el problema que me llevó a probarlo, la piel apagada debida al cambio de estación, pero continué empleándolo otra semana más. No obstante he notado algo que no sé si podría ser casualidad o no, y es que me han salido algunos granitos muy pequeños por la zona de la barbilla, la única zona UN POCO grasa que tengo. Se supone que por la textura de la crema y al contener aceite esencial de geranio esto no debería suceder, de hecho yo suelo aplicarme aceites vegetales puros. Esto me lleva a pensar que es posible que la crema contenga algo de parafina o de aceites minerales, o también podría deberse a una casualidad dado que los granitos son muy pequeños. El caso es que he cesado el tratamiento y lo continuaré más adelante para salir de dudas y para saber si en un futuro me merece la pena o no desembolsar los 35-40 euros que cuesta la crema. Recientemente Être Belle ha sacado al mercado un serum de la misma gama y su precio se sitúa en torno a los 46 euros. Podría ser más interesante que la crema, si ésta ya es efectiva, imaginaros lo otro. Pero sin ver los ingredientes y sin poder testarlo no me atrevería a comprarlo a ciegas, por si acaso. Lo bueno es que hay dos puntos de venta en mi ciudad, a ver si tienen testers allí ;). También se pueden adquirir los productos Être Belle en algunas tiendas especializadas on line.
 Besitos de mapache potihólico 🙂
votar