Cuando convives con un perrito bloguero ( IV )

 Hola, potihólicas y potihólicos:

 Ya sabéis, cuando convives con un perrito bloguero él también quiere que se le tenga en cuenta como influencer. En esta ocasión la sorpresa ha venido de nuevo de la mano de Pet Secret, una empresa de envío de cajas sorpresa para mascotas que me tiene gratamente sorprendida porque sí personalizan los productos y además son todos de buena calidad. No sería mala idea que la empresa Pet Secret montara una tienda on line paralela, pues hay productos que vienen en las cajitas y cuesta encontrarlos.

 Da la casualidad de que el repartidor de la empresa de mensajería que ha contratado Pet Secret también tiene una perrita y le encantan los peluditos, así que ya cuando abrimos la puerta comienza la fiesta y Xi Wang se pone más shih tzu si cabe mientras yo firmo. Después abro la caja sobre mi regazo para ver qué tare, porque ya sabéis, Xi Wang sabe que es suyo y no me deja ni colocarlo para sacar una foto, siempre se escapa con algo. En esta ocasión hubo un momento gore, ja ja ja.

A ver, a ver, que me han mandado esta vez…

 Pues allá estaba yo mirando los productos cuando saco algo raro, lo miro bien, ¡ y era una oreja de cerdo ! Sí, vale, Xi Wang la cogió y salió corriendo con ella, pero lo cierto es que luego no supo que hacer porque es muy grande para sus dientecitos. La función de este producto es formalecer las encías, satisfacer el instinto de masticar algo que tienen todos los perros y ayudar a prevenir la formación de sarro.

xiwang-petsecret-junio
A Xi Wang no le asustó para nada, pero tras «robarla», no sabía qué hacer con la oreja de cerdo.

 En la caja, como viene siendo habitual, productos conocidos. En este caso una galletitas muy simpáticas con forma de animales de granja. Si llego a ser niña creo que le hago a mi madre comprarme unas a mí para desayunar. No tienen mucho de particular más allá de su forma y que son relativamente blanditas, éstas sí las puede comer un shih tzu sin problemas.

xiwang-petsecret-junio-oreja
¿ De verdad este perrín sabe ladrar en lenguaje peluche ?

 En esta ocasión las bolitas eran de Luposan, una marca a la que voy a seguir la pista de cerca por ofrecer unos piensos donde las vitaminas añadidas proceden de extractos de plantas y algas, que siempre se asimilan mejor. En concreto el saco que ha venido en la caja tiene un perfil nutricional muy adecuado para Xi Wang, pero el pobre ha estado malito estos días y aún sigue a dieta blanda. Una vez retome la comida seca debo mirar si se come este pienso, y lo que es más importante, cómo le sienta, pues al haber tenido parvovirosis de pequeño tiene el aparato digestivo muy delicado. El pienso es bueno, pero hay unos cuantos piensos buenos que no le sientan bien, ¡ imaginaros si no le llego a dar de lo mejor ! La cuestión es que cuando ya teníamos el pienso ideal, va el vete y nos dice que sería mejor que encontrásemos otro que le sentara igual de bien al aparato digestivo pero fuese un poco menos graso ¬¬, como si fuese tan sencillo dar con uno que le siente bien y que le guste. Pero que si no aparecía ese milagro, lo primero era lo primero y siguiésemos con el que le suelo dar.

 Con la caja de junio venía una barrita de carne semiseca que yo llamo «salchichón para perrinos» por su olor. Es de una marca alemana y trae 25 gramos, pero cuando se tiene un perrito mini ( hasta 10 kg ) las chuches cunden mucho. Esta chuche se la estoy dando a rodajas como premio, y guardando el resto en la nevera por si acaso se pudiera seco o se estropeara. Un perro grande se lo zamparía de una vez.

Y por último, pero no menos importante ¡ un peluche que suena ! Xi Wang adora los peluches que suenan, y cuando el de turno se queda afónico debo ir a comprar otro porque son los juguetes más divertidos según él. Pues ya os podéis imaginar cómo está de contento con dos peluches sonoros a la vez, el que ya tenía y éste. No hay quien vea la tele en paz porque la gracia de estos peluches es que uno deje lo que está haciendo para atender al juego y lanzarle el peluche cuando Xi Wang decida. Si uno intenta jugar mirando al televisor o al portátil recibe un ladrido de amonestación por no estar jugando bien. Las normas del juego las puso Xi Wang y las afianzó mi madre, un tandem explosivo.

 Para no variar alguien tenía mucha prisa por probarlo todo y no tenía muchas ganas de posar para la cámara. Y es que lo primero es lo primero y donde hay patrón no manda marinero.

 Besitos de mapache potihólico y lametones de Xi Wang 🙂

Google

2 comentarios

  1. Tigre se puso loquísimo con la oreja de cerdo jaja, la verdad que no pude ni hacerle foto porque se escondió el muy jodío.

    Un besote!

  2. hay q ricoooooo es !! yo tambien tengo un shi-tzu pero blanco y negro…son especiales verdad?

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Potiholic Blog de Belleza .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.