COSMETICA H&M: REVIEW DEL BLUSH Nº 18

Hola, potiholicas:

Decíamos ayer, o mejor dicho comentaba una servidora en el anterior post, que gracias a Txiqui de Denenas había probado potis variados de H&M. Por ello ahora toca compartir con mis compañeras de afición/adicción mis impresiones.

Txiqui es como yo para los blushes, nos gustan los colores que simulan el colorcito natural cuando una está animada. Y curiosamente, y esto nunca lo habíamos comentado, a ambas nos gusta usar tonos subidos pero con mucha mesura para crear ese efecto. Por ello eligió con mucho acierto el tono número 18, Sweet Rose.

Estamos ante una caja con un contenido inmenso, nada menos que 7.2 gramos, de un colorete en polvo compacto de intensidad modulable. No se trata de un polvo ni muy «apretujado», de esos que apenas sueltan pigmento, ni muy suelto, de los que te quedas con un pegotón en la brocha si no vas con cuidado.

Además este que me ha regalado tiene micropartículas luminosas pero muy finitas, no en plan shimmer ni mucho menos purpurina, por lo que su resultado es más alegre y juvenil. Como siempre mi vieja cámara me traiciona y no capta bien los colores de los swatches, aquí había hecho una marca en la mano de cómo lo utilizo yo, podéis imaginar que tiene más color. Aunque el efecto luminoso sí lo ha captado y yo diría que acentuado un poquitín.

La permanencia del producto es media, pero a mí me basta y me sobra, en mis mejillas el color no emigra como en los hace en los párpados si no uso primer :P. Y se va quitando el color de manera progresiva, no deja ronchones. Si lo aplico por la mañana, a la noche queda algo porque lo veo en el algodón al desmaquillarme, pero el efecto de color ha bajado. Si usara más cantidad no pasaría eso, pero con estos tonos me aplico poquito.

La caja es minimalista, algo que agradezco, y no incorpora brocha, otra cosa que prefiero si se traduce en un abaratamiento del producto. Porque seamos sinceras, ¿ cuántas brochas de estas enanas nos gustan ? En mi caso salvo una de la marca Yves Rocher, de su gama más lujosa, pues ninguna.

El producto me ha gustado tanto que no sé si ponerle un monumento a Txiqui, porque justo estaba buscando yo un blush así, de los que recrean el rubor natural, y barajaba la idea de pillar uno de MAC ( ya tengo el Peachkeen y no me canso de él, pero me gusta más para los meses fríos, no sé por qué ).

Besitos de mapache potiholico 🙂