¿ Cómo exfoliar los labios ?

 

La piel de los labios es propensa a resecarse y a agrietarse. Una correcta exfoliación labial es uno de los pasos de una rutina de belleza que ayudan a lucir unos labios suaves y lisos.

 

Los exfoliantes labiales ayudar a lucir una sonrisa más lisa y bonita

 

Repaso a diferentes exfoliantes labiales. Consejos sobre la frecuencia de exfoliación y los cuidados que deben acompañarla.

 

Hoy vamos a hacer un repaso a los exfoliantes para los labios. Se me ha ocurrido hacer esta entrada porque llevo ¡ tres semanas ! Primero con infección bacteriana de garganta, nariz, oídos… y ahora con gripe. Con mi arsenal de cuidados para la dermatitis atópica no presento algunos problemas que pillan por sorpresa a mucha gente, como la nariz irritada ( manteca de karité enriquecida ) de tanto sonarse o los labios agrietados. Y es que hay pasos del cuidado de la piel que tengo tan grabados que repito sin darme cuenta. En especial, desde muy pequeña, debo cuidar la piel de los labios por que se me agrietan mucho más de lo habitual, cortesía de mi atopía. Y el complemento ideal a la correcta nutrición de esta delicada piel es la exfoliación suave.

 

La exfoliación labial permite retirar las pieles secas y engrosadas para conseguir lucir unos labios más lisos, pero más importante, para lograr que los productos nutritivos penetren en ellos cuando hay mucha sequedad. Uso exfoliantes labiales desde la adolescencia, aunque antes ya había probado el consejo de pasar sobre los labios bien untados en bálsamo protector un cepillo de dientes de cerdas suaves cada dos semanas, más o menos. También hubo un tiempo en el que había barras de labios con alfa-hidroxi-ácidos que ejercían una suave acción peeling constante. A mi no me bastaban, aunque el invento era muy bueno para casos normales.

Creo que ya he comentado por aquí que no salgo a la calle sin usar o bien un labial hidratante, o bien un bálsamo nutritivo, y nada de vaselinas. Es algo automático, desde niña llevo encima siempre algún bálsamo. Sin nutrición, la exfoliación labial de poco sirve. Además muchos productos labiales nutritivos poseen una acción emoliente, suavizan la piel, y hacen más fácil nuestro objetivo, que no es otro que lucir unos labios lisos, carnosos y sin grietas.

 

Además de la recetas caseras, como la de frotar con azúcar o con el cepillo de dientes sobre los labios bien cubiertos de vaselina o alguna manteca vegetal, siempre hay disponibles en el mercado opciones para llevar en el bolso. El truco está en elegir el producto que mejor se adecue a nuestras necesidades ( vaya novedad ).

 

 

Mi primer exfoliante labial en stick era de la marca The Body Shop y es el producto más potente/abrasivo que he probado. Dentro de un bálsamo duro con gusto mentolado se encontraban unas partículas sólidas que parecían arena. No se le resistía ningún pellejito, pero en ocasiones podía causar alguna herida. Siempre, religiosamente, tras su uso me aplicaba manteca de coco o de karité, pues la matriz hidratante del producto se quedaba corta. Que yo sepa hace años que no se vende, pero no es un producto que recomendaría más que para usos puntuales.

 

 

Más tarde se hicieron muy populares, y efectivos, los exfoliantes labiales de Lush Cosmetics. Aceite de jojoba con cristales de azúcar, colorante y un aditivo comestible para darle sabor. Efectivos y agradables, creo que están bien para un capricho pero no valen lo que cuestan. Además había un problema: apetecía retirar los restos de producto con la lengua, y eso favorece la deshidratación de la zona. Podéis hacer vuestras propias versiones en casa, sin los sabores. A mi me gusta mucho usar aceite de rosa mosqueta sobre los labios resecos y utilizar azúcar de mesa como scrub. Retiro con cuidado y me aplico otra gota de rosa mosqueta antes de dormir. Mano de santo.

 

 La moda de los scrubs labiales.

 

Este año 2016 han destacado dos exfoliantes labiales low cost.

 

Uno es el de Mercadona, el exfoliante labial Deliplus, que compré porque soy idiota y me sigo fiando a veces de otras blogueras. No es malo, exfolia con suavidad y cuesta dos euros, pero su base parafinada y los restos de color que dejan en el dedo le hacen quedar en evidencia frente a otro producto muy parecido.

 

Me refiero al exfoliante para labios de la marca ELF, que en iherb no alcanza los tres euros. Este producto presenta sucrosa, un azúcar, como scrub biodegradable y posee una potencia similar al de Mercadona, tal vez un poco más intensa. Y a sabéis, con al presión de la yema del dedo controláis hasta cierto punto el nivel de exfoliación.

 

Pero la matriz o bulk del stick labial en el que se presentan las partículas exfoliantes en el caso de ELF es casi toda natural. Sí, casi porque contiene una cera mineral, ozoquerita, que no debe confundirse con la manteca de karité que también contiene porque se parecen como un huevo a una castaña. Pero por lo demás estamos ante un bálsamo nutritivo interesante, que nos permite saltarnos el segundo paso ineludible con los muchos exfoliantes labiales: la nutrición posterior.

 

Aceite de uva para aportar suavidad, aceite de aguacate que penetra muy bien en la piel y la nutritiva y cicatrizante manteca de karité constituyen los principales ingredientes de este lipstick. La cera mineral actúa como emoliente, facilitando la exfoliación.

 

Texturas.

 

lip scrub elf

 

Tanto el exfoliante labial de Deliplus como el de E.L.F. funden con facilidad al contacto con los labios, depositando una pequeña cantidad de producto que se masajeará con un dedo. El el caso de otros exfoliantes labiales, como sucedía con el de The Body Shop, el elevado punto de fusión del cosmético hacía prescindible el paso del masaje con la yema.

 

Sea cual sea el método de exfoliación labial elegido, no se debe abusar en su frecuencia, o nos encontraremos con un efecto rebote y la piel tenderá a engrosarse para defenderse de la agresión mecánica. Se pueden exfoliar los labios una vez a la semana, o como hago yo, cada dos semanas, pero jamás a diario. En ese aspecto los exfoliantes con AHA era más cómodos, porque sí estaban pensados para un uso diario ( y encima alguno tenía color ).

 

Existen más opciones en el mercado, yo os he hablado de los que recuerdo, porque alguno más he probado de marcas que he olvidado. Muchos de ellos se venden en parafarmacias.

Como colofón de esta entrada, un tip: tras la exfoliación podéis aplicaros un poco de miel natural y dejarla actuar unos 15 minutos antes de proceder a aplicar la manteca o aceite vegetal de vuestra preferencia. Este truco de la miel en los labios es estupendo cuando presentan alguna heridita.

 

Pues nada, a lucir morritos, chicos y chicas, maquillados o sin maquillar, cada uno como guste.

 

Besitos suaves de mapache potihólico.

racoon gif

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Potiholic Blog de Belleza .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.