CLINIQUE MOISTURE SHEER TINT, DE CLINIQUE

Opinión sobre  Clinique Moisture Sheer Tint hidratante con color.

Voy a hablaros sobre una hidratante con color en textura crema-gel ( lo que ahora han dado en llamar BB cream por extensión del concepto ) que incorpora filtro solar IPS 15 junto con sustancias antioxidantes para minimizar aún más los daños que las radiaciones solares causan en nuestra piel. Como dicen en la web http://www.clinique.es/, el factor de protección solar parecer haberse quedado a años luz comparado con esto.

 En mi opinión, a una piel bonita y sana nada le sienta mejor que mostrarse tal cual, bien protegida del ambiente, eso sí. O como mucho, le aplicaría una hidratante con color. Estos productos, unisex, se distinguen por ligera cobertura. hasta el punto de que no camuflan ni distorsionan el color natural de la piel del rostro, sino que se funden delicadamente con él para dar un aspecto más saludable sin delatar el truco, sin que se perciba el cutis maquillado. Y a la vez hidratan mejor de lo habitual en fondos de maquillaje convencionales por contener menor cantidad de siliconas. Por otro lado, el concepto de naturalidad y ligereza de las hidratantes con color suele implicar una textura suave, ligera, alejada de cremas las untuosas y grasas.

Moisture Sheer Tint cumple todo eso y aporta mucho más. Su covertura es ligera, pero su capacidad de camuflar imperfecciones tipo granitos es superior a lo habitual en las hidratantes con color, pudiendo así competir con la mayoría de los fondos de maquillaje con acabado natural del mercado. Su filtro solar IPS 15 alcanza el mínimo recomendado por dermatólogos, si bien siempre he considerado esos datos demasiado generales, no es lo mismo vivir en Dinamarca que en la Cuba, por decir algo. El caso es que nos protege adecuadamente de las radiaciones solares a la mayoría de los mortales de piel no albina para el día a día por la cuidad y en países de latitudes medias o superiores. Pero a la vez minimiza el daño asociado a la radiación solar atacando por otro frente: sus agentes antioxidantes frenan en cierta medida las devastadoras reacciones químicas de los radicales libres que tienen lugar en nuestra piel y que causan la mayor parte del fotoenvejecimiento. Veréis, los radicales libres son unos reactivos muy potentes, muy inestables, muy ávidos de abandonar su estado de mucha energía y se forman por la acción de radiaciones, ultravioletas e infrarrojas en el ámbito que nos ocupa.

Y hablando de la capacidad de hidratación el producto es muy bueno. Oilfree y no comedogénico proporciona una buena hidratación a la piel sin dejar granitos. Mi piel era mixta cuando usaba este producto a diario, con zonas algo grasas y zonas algo secas y parece irle bien a toda la cara. Lo único que puede no gustar en este apartado es que no combate brillos, pero debo decir en su defensa que tampoco los produce al no contener aceites. La textura intermedia entre un fluido y un gel proporciona una ligera sensación de frescor muy agradable y por ser oilfree es adecuado también para la piel masculina de nuestros metrosexuales favoritos je je, más grasa por naturaleza que el fino cutis de las féminas.

Vayamos ahora a las tonalidades disponibles y otra característica sorprendente. Sólo existen tres tonalidades disponibles, la más oscura de ellas es la mía de este veranito, el tono Doree. Pero con estas tres variantes se pueden satisfacer las necesidades de la mayoría de la población con pieles comprendidas entre la casi albina y el tono cetrino, pues su capacidad adaptativa al color natural del cutis es asombrosa. Cuando compré el tono Doree de cara al verano, al final no pude casi pisar la playa, y sin embargo el producto me servía igualmente aportando un ligero matiz bronceado y a la vez muy natural.

Entre sus ingredientes encontramos aloe vera y dos tipos de camomila, todas sustancias antiinflamatorias naturales, muy adecuadas para pieles sensibles. Y lo que no encontramos es perfume, de ahí la única desventaja encontrada por mi parte. Su aroma se debe al olor particular de sus componentes, y el resultado es un suave olor un tanto sintético, sin llegar a resultar desagradable, que desaparece al cabo de unos minutos de su aplicación.

Para terminar, el envase contiene 40 ml de producto, frente a los 30 ml convencionales de otras hidratantes con color.

Besitos de mapache potiholico 🙂