Haul de octubre

Haul octubre.

 Octubre ha sido uno de esos meses de miedo para mi economía. Se me han juntado varias compras, casi todas para el cuidado de la piel atópica y delicada y también ha habido algún capricho. Me consolaré pensando que, en lo referente al cuidado de la piel, ya tengo de casi todo para varios meses.
 ¿ Quieres saber todo lo que ha caído este mes pasado ?

 Empezó el mes con un pedido a Iwonatura de varios productos, aprovechando la promoción de un contorno de ojos de 12 ml de regalo, y juntando varios productos para no tener que pagar portes. Serums para pieles dañadas ( que uso para la atopía ), el desmaquillador bifásico y un contorno de ojos más compusieron el lote. Lo dicho, necesidades cubiertas para varios meses.

 Pero se me acababa la crema Organic Marigold de MuLondon, y esa junto con la Organic Rose debo tenerlas siempre a mano. Esperando a ver si había promoción de Halloween, debí hacer el pedido antes. Dos envases grandes de la crema de caléndula, una de la de rosas y una de la edición limitada sin aromas ( sólo con AE del antioxidante romero ) compusieron mi aprovicionamiento que espero me dure un año. Por cierto, MuLondon va a retirar las envases pequeños, por lo que si alguien no sabía si probar o no esta marca, que se dé prisa. De todas formas, una vez conocida la marca, yo creo que todos comprábamos los tarros grandes, por el precio/ml.

 Y, como no hay dos sin tres, este mes debí arrasar con las infusiones. Suelo tener mucho stock en casa porque me encanta atesorar diferentes sabores, pero mirad por donde este mes, con el «veroño», anduve con problemas de tensión y debí ser consumidora de té negro, al que ya le he pillado el gusto. Así pues varias compras de té negro, con sabor a crema irlandesa y a pastel de castaña, y no recuerdo qué otra cosa se vino a casa a principios de mes, un rooibos chai o algo así.

 El mes consumista concluyó con el encuentro fortuito de una perfumería donde la gente no parece conocer Essence, y había de todo, liquidaciones varias y también la colección Hello Autumn. Y, por si el sitio fue poco extraño, a su clientela tampoco parecían gustarle los esmaltes de uñas, había liquidaciones de Margaret Astor a euro. Fui débil, no digo más. Bueno, sí, me di cuenta de que no tenía ningún esmalte verde lima ni similar, y por un euro… Lo triste del caso es que por cuestiones varias llevo un mes sin poder usar más maquillaje que la barra de labios, salvo lso fines de semana. Así pues hay cola para ser testados je je je.

 Besitos de mapache potihólico 🙂