Navidades Ladival

 Hola, potihólicas y potihólicos:

 Este año me he dado cuenta de que Papá Noel lee este blog porque, sin esperarlo, tuve dos obsequios navideños. De uno, el de Arkopharma, ya os hablaba en su correspondiente entrada y hoy le toca el turno al presente de Ladival.

 Como sabréis, Ladival es mi marca habitual de solares, por lo que el lote de productos va a ser muy bien aprovechado. Los componentes del presente navideño eran los siguientes: protector labial con factor 15, protector labial FPS 15 apto para niños ( con suave aroma a fresa ), crema facial protectora factor 30 con dalentigo, el serum reparador que tenía pendiente probar y reservo para cuando me toque darme las sesiones de recuerdo de depilación láser y uno de mis productos preferidos Ladival, el protector dual Alpin.

ladival-navidad

 Al conocer algunos productos de antes, paso a comentaros las impresiones, aunque el filtro solar para el rostro con acción antimanchas cuenta con su propio post ( http://potiholic.blogspot.com/2013/08/protector-solar-antimanchas-ladival.html ). No ha sucedido lo mismo con el protector Alpin por puro despiste.

 Alpin aúna una crema facial de factor 30 en pequeño formato ( 20 ml ) con una esfera de protector labial del mismo FPS. Su formato compacto está pensado en principio para ser utilizado cuando se va a la nieva, pues la fórmula de los productos asegura una buena protección frente al frío, el viento y las radiaciones solares UVA, UVB e IR-A, o dicho de otro modo, protege frente a todo el espectro de radiaciones solares habituales que pueden dañar nuestra piel de un modo u otro. Pero a mí me encanta usar este duplo de productos en invierno pese a no ir a la nieve nunca, como hidratante y protector diario. En la página facebook de Ladival, al comentar que no sólo es un producto bueno para la nieve sino que sirve para uso diario en meses fríos me contaron los pajaritos Ladival que este producto también gusta mucho a los motoristas. La crema Alpin es nutritiva y relativamente untuosa pero no deja brillos ni grasa en mi piel, normal tal vez tirando un poco a seca en los días más fríos del año. No he probado nunca a usar Ladival Alpin en meses de verano. Como sucede con otros protectores Ladival, me encanta el hecho de que con su uso evito si lo deseo el empleo de hidratante, pues le producto ya contiene ingredientes con esa finalidad, como el extracto de semilla de uva y un tipo de triglicérido habitual en cremas para el cuidado de la piel delicada.

 El protector labial de Ladival Alpin me encanta porque es muy sólido ( permite el maquillaje sin problema nada más usarlo ) y contiene un buen porcentaje de manteca de karité, muy hidratante. Además ofrece una protección extra frente a las radiaciones. Su principal diferencia con el protector labial convencional está en la textura y en que el convencional solo ofrece factor 15 ( yo a veces necesito llegar al 20 ). El de la variedad Alpin es más “seco”, como más permanente, imagino que por estar pensado para ser usado en condiciones ventosas. El protector labial de factor 15 es untuoso y nutritivo, resistente al agua, pero ya más similar a otros productos similares de parafarmacia. En cuanto al protector para niños con aroma ¿ y sabor ? a fresa, debo probarlo en condiciones, pero mi primera impresión es que es menos interesante para adultos, tanto por su textura, más parecida a una vaselina que a una manteca, como por su acabado no mate. Entre sus ingredientes, el mayoritario es el aceite de ricino, ingrediente principal de las barras de labios hidratantes, pero incluye algo de parafina y eso ya le da una textura que a mí no me convence, por no hablar de que no es adecuado para usar en zonas del rostro con tendencia al acné en quien sufra este problema. No creo que se porte bien como base de maquillaje, aunque tiene de bueno que se puede aplicar en más zonas ( con el detalle de que obstruirá algo los poros por la parafina ) y de malo que un factor 15 se me antoja un poco escaso, en especial para niños.

 De este producto y del serum reparador haré entrada más adelante, cuando los haya testado bien. La verdad es que recibir solares en navidad puede resultar un poco extraño, pero como siempre digo, es necesario protegerse de las radiaciones solares durante todo el año, por lo que en mi caso el pensamiento ha sido un “mira qué bien me viene, bienvenido sea”.

 Y estos han sido los regalos que Papá Noel bloguero me ha enviado. Entre nosotros, creo que sigue el blog para ver si logra controlar las rojeces de su rostro, shhhhh 😉

 Besitos de mapache potihólico : )

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Potiholic Blog de Belleza .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.