Aceite de arnica

Macerado de Arnica montana para golpes, contusiones y dolor articular. ¿Cómo se hace al aceite de árnica? Modo de uso y precauciones.

 

Aceite de arnica receta casera y propiedades. Forma de uso.
Arnica montana, aceite casero.

 

En las montañas cantábricas, cuando alguien se torcía un tobillo llevando el ganado buscaba una flor amarilla muy especial. Con toda la planta, incluyendo la raíz, y unas piedras apañaba un emplasto que, vendando, aliviaba el dolor y le permitía llegar hasta el pueblo siempre que no hubiera rotura. Os hablo de épocas en las que las casas de las aldeas montañosas no tenían electricidad y se cocinaba en llares de leña. Os hablo de la Arnica montana y del aceite que lleva su nombre, algo que nuestras bisabuelas solían tener disponible a falta de linimentos. ¿Deseas saber cómo preparar tu propio aceite de árnica casero y cómo utilizarlo? ¿Y las precauciones de uso o la toxicidad? Si alguna de tus respuestas es “sí”, acompáñame.

 

Otros nombres de la árnica.

 

Con las plantas medicinales autóctonas de una región extensa sucede que existen multitud de nombres, pues de una comarca a otra ya pueden variar. Tradicionalmente no se les llama por su nombre culto ni mucho menos por el compuesto por dos términos latinos. Así es que os dejo una lista de los nombres más comunes de la árnica montana en España.

  • Tabaco de montaña (al final del artículo os hablaré de esto)
  • Talpica
  • Hierba de las caídas
  • Estornudera
  • Arnica
  • Arnika
  • Dorónico de Alemania
  • Estabaco
  • Flor de tabaco
  • Hierba santa
  • Tabaco borde
  • Tabaco del diablo
  • Talpa

 

Distribución geográfica.

Distribución en Europa:

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Location_of_Arnica_montana.svg

 

En España crece de manera silvestre en terrenos montañosos de la Cordillera Cantábrica, Galicia y Pirineos.

También se puede encontrar en Asia y en América del Norte.

 

 

SOLO PARA USO EXTERNO Partes utilizadas y principios activos.

 

Se emplean las flores para preparar el macerado de arnica, aunque las raíces son ricas en timol y ambas partes de la planta se aprovechan en la elaboración industrial de linimentos y lociones rubefacientes y antiinflamatorias.

 

La helenalina es el terpeno responsable tanto de las propiedades medicinales como de la toxicidad de la planta. No debe ser, por tanto, salvo que sea bajo estricta supervisión médica (me refiero a los médicos de verdad). En realidad, por vía oral no presenta esos beneficios, sólo se usaba en estos pueblos montañosos aislados, con muchísimo cuidado, como tónico estomacal, a falta de algo más seguro.

 

 

Tabaco de montaña: PELIGRO

 

Los nombres de tabaco de montaña y estornudera hacen referencia al uso antiguo como sustituto del tabaco al tratar de cierta manera las hojas, y por su capacidad para inducir el estornudo si se inhalaba pulverizada.

 

Es muy mala idea usar así la árnica. Mi abuelo, en paz descanse, era de una aldea donde se usaba la árnica como planta medicinal de uso externo y como os comentaba más arriba, para salir de un apuro, haciendo una cataplasma. Cuando tuvo lugar la Guerra Civil Española y en los cinco años posteriores, donde hubo una sequía terrible en la zona, muchos de los mozos del pueblo que fumaban tabaco pasaron a fumar las hojas de árnica a falta de algo mejor. Otros dejaron el tabaco.

 

De raza vaqueira, longevos por naturaleza, mi abuelo contaba que todos los que habían estado unos años fumando el tabaco de montaña habían muerto en pocos años, y casi todos por cáncer. El resto de la gente de esas zonas, una vez superada la infancia en los tiempos en que allí era imposible vacunarse, suele superar con mucho los 80 años, y con una calidad de vida envidiable.

 

Esto es un dato anecdótico, no sirve para ser extrapolado y hablar de si es peor fumar tabaco o árnica, pero yo no fumaría ninguna de las dos cosas. No había ninguna fuente de contaminación en aquella zona, que hoy forma parte de un Parque Nacional, y no hubo más casos de cáncer antes de la tercera edad entre los habitantes de esas aldeas. De hecho, han sido una población con muy poca incidencia cancerosa pese a su extraordinaria longevidad. Aún sobreviven algunos habitantes de aquellas aldeas y les falta muy poquito para ser centenarios.

 

 

Perdón, me salgo del tema, es por si a algún iluminado se le ocurre recomendar fumar árnica como opción saludable al tabaco, que aquí el que no corre, vuela.

 

 

¿Cómo hacer aceite de árnica casero?

 

Pues, como cualquier macerado pero con tiempos de espera más largos. Se recogen las flores en verano y se dejan secar. Una vez deshidratadas se añaden en un tarro de cristal o de plástico opaco, aunque lo mejor es el vidrio ambarado o, en su defecto, el llamado cristal violeta.

 

 

Se llena con las flores secas algo más de la mitad del recipiente y se cubre con un aceite vegetal, en España generalmente aceite de oliva, de manera que el aceite supere por un par de cm el nivel de las flores. El frasco está casi medio vacío, pero debe ser así.

 

Se guarda al abrigo de la luz, si es posible en una zona cálida de la casa, y se agita el contenido cada dos o tres días. La espera para la maceración del aceite de árnica es de 40 a 60 días. Con este procedimiento obtenemos un aceite concentrado, que puede usarse puro en zonas pequeñas o para dolores más molestos, o bien añadirse a otros ingredientes para hacer un linimento o una loción para aliviar las molestias del frío o de un sobreentrenamiento.

 

 

Existen recetas donde el tiempo de espera es menor porque se obtiene un aceite de árnica bastante flojo, que siempre deberá usarse puro. En cualquier caso, el tiempo de maceración es superior al de otras plantas medicinales habituales como la caléndula, y requiere de una mejor agitación (por eso se deja casi medio frasco vacío).

 

No sirve el truco de colocar el envase dentro del lavavajillas salvo que se repita muchas veces. En realidad ese truco nunca da buenos macerados, es para un apuro. Si el tiempo apremia, yo lo que haría sería picar las flores secas con un molinillo hasta obtener un calibre muy finito, para así lograr que la física divida los días de espera.

 

 

Una vez el preparado ha macerado el tiempo necesario, se procede a colar el aceite resultante y a guardar en frasco adecuado, a ser posible vidrio ambarado. A este aceite se le podrían añadir aceites esenciales que potencien su acción. Tanto si se enriquece con Aes como si no, debe usarse con cuidado.

 

 

Si los aceites no son lo tuyo, con las flores y las raíces de árnica y alcohol de 60º se puede preparar una tintura que se puede aplicar con un algodón en la zona dolorida o usarse como ingrediente en cremas caseras. Lamento no conocer los tiempos de espera para preparar la tintura.

 

 

 

Precauciones de uso.

 

El aceite de árnica es rubefaciente, antiinflamatorio local cuando se aplica en zonas donde apenas hay capa grasa, como es el caso de manos o tobillos, y por el efecto calor unido al antiinflamatorio ayuda algo a la regeración de los tejidos dañados en un traumatismo ligero.

 

Por ejemplo, si te pegas un golpe contra la esquina de un mueble y la zona se inflama dentro de lo previsible, se puede usar el macerado de árnica para ayudar a aliviar las molestias y, de paso, intentar reducir la aparición de hematomas. Seguro que ahora entiendes por qué es conocida como hierba de las caídas.

 

 

Ahora bien, el árnica es irritante para la piel. No debe usarse jamás con heridas abiertas o sin cicatrizar al completo, ni sobre dermatitis o eccemas.

 

 

Se dice que es un buen tratamiento antiestrías. A las estrías blancas no les hace nada, con las rojas tal vez pueda ayudar, pero yo para ellas apostaría por el aceite de rosa mosqueta puro, cuyas maravillas con una cicatriz os mostraba en https://potiholic.com/aceite-de-rosa-mosqueta-usos-y-propiedades/

 

 

También se encuentran por internet recetas caseras para acelerar el crecimiento del cabello o frenar la caída capilar excesiva donde el árnica es uno de los ingredientes más importantes. Estamos en las mismas, es cierto que estimula el flujo sanguíneo del cuero cabelludo, como lo puede hacer un masaje, pero como haya algún problema de tipo dermatológico la podemos liar muy gorda con estos remedios. Por si fuera poco, casi nunca la causa de una alopecia o de un cabello débil es un deficiente riego sanguíneo. Y, para estos y otros casos, es mejor la cafeína (os debo una entrada de las densas, con verdades y mentiras sobre el uso del café para fortalecer el cabello).

 

 

Un último consejo: no tengo he visto por la red que el aceite de arnica sea fotosensible pero juraría que sí, que era un ingrediente cosmético incompatible con las exposiciones solares.

 

Alternativas al aceite de árnica para el dolor articular.

 

Como algunos lectores saben, sufro de dolor crónico tanto articular como neurológico. Con el neurológico sólo puede uno doparse y desear que la medicación funcione, pero el articular suele ser menos intenso e, incluso, a veces cede con ciertos preparados locales.

 

En mi caso, el aceite de árnica puro comprado no me alivia. Imagino que no se venda la fórmula de alta concentración que era la que solían guardar nuestras abuelas y bisabuelas para todo un año.

 

Me van mejor las mezclas donde el macerado de árnica es un ingrediente más y se añaden aceites esenciales, en concreto aceites esenciales den jengibre y de guindilla. Una bomba para la piel que sólo puede usarse si no hay ni un granito, ni un arañazo…

 

Otro producto bastante decente es el ungüento de árnica de Amalur Nature.

 

Y si comparo el aceite de árnica de venta en herbolarios y marcas reconocidas, sin enriquecer, con lociones a base de salicilato de metilo de las más alta concentraciones permitidas en España, por ahí se van de eficiencia: ninguno me sirve para mucho. Tampoco me sirven los medicamentos de uso tópico con la misma finalidad.

 

También puedes adquirir el aceite esencial de árnica, que existe, y enriquecer con él aceites de masajes.

 

Besitos de mapache.un mapachito gif

Summary
Aceite de arnica. Receta casera, formas de uso, precauciones y toxicidad.
Article Name
Aceite de arnica. Receta casera, formas de uso, precauciones y toxicidad.
Description
Macerado de Arnica montana para golpes, contusiones y dolor articular. ¿Cómo se hace al aceite de árnica? Modo de uso y precauciones.
Author
Publisher
Potiholic Blog de Belleza Natural
Logo